inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 18 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/04/2013 - Víctor Vázquez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Yo soy el Rey Lagarto

Políticos bipolares: a lo mío y a lo público. Oriol Pujol se suma a la lista vip de imputados. Larga cola. La clave de este tipo de proyectos de servicio público es claro: como es público es de todos, que es casi como si no fuera de nadie, y yo me llevo los flecos por distribuirlo como un Salomón con taras de parcialidad. Una vez en la buchaca, el capital, ya mío, que tenga doble nacionalidad que queda muy europeo. Lo decía Morrison: “Yo soy el Rey Lagarto, yo parto y reparto.”

La <<corriente Oriol>> es una variante moderna de aquel prototipo de cacique gallego y paternalista que metía Castelao en viñeta y que pensábamos ya no existía hasta que han salido en detalle las correrías de trombonista y rimador del PP con nombre de Rey Mago al que le han esquilmado el color y un par de letras: Baltar y el yo sé lo que es bueno para vosotros, y eso me da derecho de pernada laboral inventando puestos de trabajo para funciones absurdas que no hay que molestarse ni en dotar de contenido. Baltar era bueno y generoso regalando lo que no era suyo: “Eso está hecho”. Además de fino poeta: “Si no eres de PP, jodeté, jodeté...”; así, con acento en  la <<e>> por aquello de la musicalidad.

A ver si le compone una charanga a Corinna mientras ésta se dedica a desmantelar el matrimonio real, a mostrar la indigencia ética del duque sin calle buscándole un ¿trabajo digno? que éste pasa de aceptar, a organizar la luna de miel de los Príncipes de Asturias, o a poner en aprietos a Margallo que no quiere contar nada alegando que sus comidas con la rubia no tienen nada que ver con que él sea Ministro de Exteriores. La excusa para el no decir es meterlo en el ámbito de lo personal. Y es casi peor pues, aunque nadie se lo crea, suena a beneficios canales. La que está liando nuestra Corinna -es ya nuestra, no nos engañemos. ¡Ay!, Corinna de nuestras entretelas, con sus tiernos ojitos-Dolly y sus morros de planta carnívora.

Ad latere. Dice Bárcenas que su mujer tampoco sabía nada. Cuántas van: Ana Mato, la Infanta Cristina, la mujer de Diego Torres... Aquí el machismo-soy-sólo-costilla-de-Adán no tiene queja pues sirve para defenderse o para quedarse al margen de los nervios que suponen la posibilidad de talego. Les falta decir que son la ratita presumida, esposa y madre amantísima, la cuasi-criada tontona pasada por el altar con el señorito; o una princesita-Disney en el mejor de los casos.

barboletta2004@yahoo.es









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic