inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 17 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/07/2013 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos   10 votos
Las cuentas de la lechera del independentismo catalán
El gobierno catalán ha inflado el saldo fiscal negativo de Cataluña

Convivencia Cívica Catalana denuncia que en su presentación el gobierno catalán ha “inflado” el saldo fiscal negativo de Cataluña en base a criterios poco objetivos y ha ocultado a la opinión pública determinados resultados de las balanzas fiscales contrarios a sus intereses políticos.

En concreto, Convivencia Cívica Catalana denuncia que de los 16.543 millones de supuesto déficit fiscal de Cataluña mencionado por el Consejero de Economía Andreu Mas-Colell, 10.708 millones, es decir, dos terceras partes, son ficticios, no han sido pagados por ningún catalán y son producto de un artificio contable denominado “neutralización”.
De los restantes 5.835 millones, 5.061 millones son también producto de un cálculo desviado basado fundamentalmente en imputaciones distorsionadas, es decir, en contabilizar impuestos pagados por ciudadanos no catalanes como si hubiesen sido pagados por catalanes y en no contabilizar gastos reales del Estado en Cataluña.
 
El mismo documento del gobierno catalán reconoce literalmente, a modo de ejemplo, que “el IVA pagado por un ciudadano de Oviedo a un comercio de Mataró se imputa a Cataluña”. Se aduce que “en Cataluña es donde se localiza el objeto de imposición.” Es decir, el gobierno catalán suma a los impuestos pagados por los catalanes impuestos no pagados en realidad por catalanes, sino por otros españoles.
 
En realidad, si se elimina el efecto de los impuestos ficticios y las imputaciones distorsionadas, el déficit fiscal de Cataluña se quedó reducido en 2010 a sólo 774 millones de euros (apenas 100 euros por catalán) según el método de “carga-beneficio”, el más común. Y esa cifra sigue estando distorsionada hacia arriba ya que incluye, entre otros, flujos fiscales negativos con Bruselas y no con Madrid.
 
Esos 774 millones de déficit fiscal serían en todo caso muy inferiores a los más de 21.000 millones de superávit comercial, una cantidad 30 veces superior, de la que se benefició Cataluña con el resto de España en ese mismo año 2010.
 
Por otra parte, el consejero catalán de Economía ocultó en su presentación dos de los cuatro resultados de balanzas fiscales de Cataluña. Como tampoco mostró las sub-balanzas fiscales de la Seguridad Social, que eran precisamente de superávit fiscal, es decir, positivas para Cataluña. Convivencia Cívica Catalana presenta en este informe todos los datos no mostrados por el Consejero catalán de Economía.
Una vez más Convivencia Cívica Catalana lamenta la falta de honestidad y de transparencia del gobierno catalán, transmitiendo a la opinión pública catalana unos datos claramente inflados de déficit fiscal.
La entidad cívica considera que las balanzas fiscales que periódicamente presenta el gobierno catalán carecen de un sentido económico razonable y sólo son herramientas políticas para crear resentimiento contra el resto de España entre la opinión pública catalana.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic