inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 19 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/11/2008 - José Antonio Roca Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Comunidad de Madrid recibirá 2.464 millones de euros procedentes de las arcas públicas.
El Gobierno discrimina a los madrileños en los presupuestos

Los madrileños vuelven a ser una vez más discriminados por el Gobierno español. Según el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009, la Comunidad de Madrid re-cibirá el año que viene 2.464 millones de euros procedentes de las arcas públicas, lo que supone una disminución de 151 millones o del 5,77% respecto a 2008.  El dato no tendría nada de particular en el contexto de unos PGE “austeros”, como los ha calificado el ministro español de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, y más en una época de crisis como la que estamos vi-viendo. Pero resulta que llueve sobre mojado y Madrid, que contribuye en un 19% al Producto Interior Bruto (PIB) español y es la comunidad que más impuestos paga, sólo recibe vía presupuestos el 9,2% de la inversión territorializada. 

El Gobierno socialista vuelve a hacer de las suyas y coloca a Madrid como la única comunidad autónoma que ha visto reducir los recursos que recibe del Estado desde 2004, año en que se instalaron los socialistas en el poder. Los datos son bien significativos: mientras que el total de recursos recibidos por los madrileños en el periodo 2004-2009 se salda con una pérdida de inversión del 23,36%, el resto de las comunidades han visto incrementar los recursos que perciben vía presupuestos en una cuantía media del 46,3%, porcentaje que llega a alcanzar cotas del 68,8% y del 70,3% en feudos socialistas tan significativos como Cataluña y Andalucía, respectivamente.

Agravio comparativo
“La actitud del Gobierno de Zapatero constituye un ataque sin precedentes en la democracia española y una enorme deslealtad hacia la Comunidad de Madrid y sus ciudadanos”, afirma rotundamente Antonio Beteta, consejero de Eco-nomía y Hacienda de la Comunidad de Madrid. La reacción no es para menos: la inversión asignada en los PGE supone prácticamente la mitad que la consignada para Cataluña y Andalucía, que percibirán 4.626  y 4.410 millones de euros, respectivamente. Un agravio comparativo grande, ya que mientras cada madrileño apenas percibirá 405 euros procedentes de las arcas públicas, la cifra que percibirá cada andaluz es de 547,3 euros, y cada catalán de 641,6 euros. El agravio se suma a los 9.000 millones de euros de deuda que el Estado tiene con la Comunidad de Madrid. 

Beteta considera que las cuentas del Estado para 2009 suponen la ruptura del principio de equidad entre comunidades autónomas al sumar a Cataluña y Baleares un crédito de 1.000 millones de euros destinado a incrementar sus inversiones con el fin de dar cumplimiento a los estatutos de dichas regiones.

Según los cálculos realizados por la Consejería de Economía madrileña “el castigo de Zapatero” a los madrileños ha provocado que en estos cinco años se hayan dejado de crear 22.756 empleos netos en la región y que el crecimiento económico haya quedado lastrado entre cuatro y seis décimas cada año, con un menor incremento del PIB per cápita cuantificado en 350 euros. Malas noticias, sobre todo después de la cancelación de los 418 millones del anticipo de tesorería y de la contención del gasto debido a la crisis económica, la región deberá apretarse todavía más el cinturón.
Según las cuentas para 2009, de los 2.464 millones que Madrid recibirá de las arcas públicas, un 9,24% del total para España, 1.316,31 serán en concepto de aportación de los ministerios, Se-guridad Social y organismos públicos, mientras que 1.148,38 serán a cuenta de empresas públicas y fundaciones, con un gasto por habitante de 405 euros. La caída de la inversión también la sufrirán otras comunidades gobernadas por el PP como Comunidad Valenciana, Murcia, Navarra, Cantabria, La Rioja y Ceuta.

Tomadura de pelo
El vicepresidente y portavoz del Gobierno madrileño, Ignacio González, va aún más allá al interpretar el proyecto de PGE como “un intento de asfixia económica de la Comunidad de Madrid”. En su opinión, muchas de las inversiones consignadas son improductivas, ya que responden a material mobiliario e informático de los ministerios. El tema pasa de castaño oscuro cuando se observan partidas tales como 289.000 euros para la modernización de un Canal de Olas del Ministerio de Defensa, inversiones de 3,2 millones para Puertos del Estado y Autoridades Portuarias o 67.000 euros a Ferrocarriles de Vía Estrecha, a pesar de que no operan en la región. 

Las cuentas sanitarias se van a ver igualmente afectadas. Mientras Madrid dedica más de un tercio de sus ingresos a la Sanidad, casi siete mil millones de euros para una población de más de seis millones de madrileños, el Gobierno persiste en no actualizar la población desde el año 1999 con lo que hay un desfase de más de un millón cien mil madrileños. Además, niega los 418 millones de anticipo y en el proyecto de PGE suprime a las entidades colaboradoras del sistema sanitario, lo que si prospera, incorporará a 200.000 nuevos pacientes a la sanidad pública madrileña con el consiguiente deterioro del servicio. 

Pero como decía Campoamor, “…todo es según el color del cristal con que se mira”. El escenario presupuestario es otro completamente distinto visto desde los ojos de la Dele-gación del Gobierno de Madrid. Este organismo ha señalado en una nota oficial las principales partidas destinadas a la Comunidad madrileña en los Presupuestos Generales, y de acuerdo con sus datos, destaca que la inversión del Estado para 2009 en infraestructuras de transporte en la Comunidad de Madrid ascenderá a 1.200 millones de eu-ros, lo que supone un aumento del 3,2% respecto a la inversión de este año. Lo que no dicen es si incluyen las partidas presupuestarias asignadas a Madrid para “un túnel en el estrecho de Gibraltar”.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic