inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 23 de junio de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/06/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Acto de homenaje y en memoria de Medardo Fraile
El pasado domingo 28 de mayo 2017, como estaba previsto, tuvo lugar el Acto de Homenaje y en Memoria de Medardo Fraile, dentro de las actividades de la tradicional Feria del Libro de Madrid del Parque del Retiro. 

Ante una nutrida asistencia que llenaba el Pabellón Bankia del recinto, los intervinientes expusieron sus recuerdos y vivencias de Medardo, como gran escritor y mejor aún, si es posible, persona.

Estaban entre los oradores el prologuista y responsable de la edición ampliada de sus Cuentos Completos, Ángel Zapata, el editor de Páginas de Espuma, Juan Casamayor, y los escritores José María Merino, de la Real Academia de la Lengua, Juan Cruz e Hipólito Navarro, todos ellos grandes amigos del recordado autor y medardianos convictos.

 Manuel-Pedro Bernáldez cerró el acto, leyendo también unas palabras que Andrea Fraile, la hija de Medardo, le había enviado ante la imposibilidad de asistir al evento. Manuel Bernaldez mencionó que conoció a Medardo, como profesor de Lengua y Literatura españolas,siendo alumno suyo en el Ramiro de Maeztu, durante el curso Primero de Bachillerato, años 1959 -1960.

Dentro de su Cuentos Completos, que se reedita ahora de nuevo por Páginas de Espuma y está a la venta en la Feria, e incluye los libros posteriores a su

primera edición, así como otros cuentos inéditos, Manuel mencionó el  libro“Antes del futuro imperfecto”, es decir el momento anterior al seré, el tiempo de la formación en la Escuela, en el Instituto y en la Universidad.Medardo los llamaba los Cuentos de las Aulas.


Este libro magnifico va dedicado: A los niños poetas, a todos los que aprendieron en mis clases que dos y dos son tres y, a veces, cincoMedardo falleció en Glasgow el 9 de marzo 2013 a la 9:57 horas, según consta en el Acta de defunción que se registró en el Consulado General de España en Edimburgo.Había nacido en Madrid, oficialmente el 20 de marzo, él decía el 13, de 1925. Tenía entonces 88 años y tendría hoy 92 años. Descansa en la cripta de la iglesia de Santa Bárbara de su amado Madrid.

Luego Manuel Bernáldez relató que Andrea Fraile Gallagher, religiosa de profesión y vocación, le llamó el viernes desde Glasgow, para anunciarle que finalmente no podría venir a Madrid para el homenaje de su padre, dado el delicado estado de salud de su madre Janet, la entrañable viuda de Medardo y que  precisamente este mismo domingo cumplía 84 años.Andrea le pedía que leyese en su nombre las breves palabras que pensaba pronunciar en persona en el homenaje. Dicen así:

Hace años mis padres me escribieron desde la Costa Brava. Mi padre puso lo siguiente en la mitad de la tarjeta postal:

“Después de comer pisto, ensalada, 'chips', mandarinas, helado, beber vino y agua y echarnos una vergonzosa siesta de dos horas y diez minutos, nos ponemos humildemente a escribirte para parecer lo que no somos, personas, y mover, ligeramente, el atontado cerebro.
Pero lo hacemos, eso sí, con mucho amor y con más ganas de verte.”

Resulta que hoy, tener a cualquiera de los Fraile en carne y hueso se está poniendo difícil. ¡Lamentamos enormemente mi madre y yo no poder estar con vosotros!

Pero no faltarán palabras de agradecimiento, de gran cariño y amistad (expresadas solo con alguna gracia y verdadera humildad de aquellas que mi padre ponía en sus letras, que incluso las tarjetas postales daba gloria leerlas).

Mi padre quería, de todo corazón, a los hombres buenos aquí reunidos en la mesa; a Ángel, como un hijo. Ellos ven lo que él veía, y en cierto modo, pocos lazos en esta vida pueden ser más fuertes. Gracias, sinceramente, a todos ellos, y especialmente a Ángel por su prólogo magistral, y a Juan por el libro mismo: un objeto, al fin y al cabo, que llevamos en la mano, en la cartera, y que sin embargo abarca nada menos que la esencia y el espíritu de una persona que tantísimo queremos y echamos de menos.


Gracias a todos los aquí presentes: primos queridos, amigos fieles de toda la vida y alguno, quizás, que no haya leído a mi padre todavía – os espera la gran aventura de entrar en la vida ordinaria y extraordinaria a la vez-.Es decir, la vida de cada uno de nosotros”.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic