inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 15 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/11/2007 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La ampliación del Museo del Prado recibió 100.000 visitas en los primeros cinco días
El nuevo ala aumenta la superficie del museo en un 50% y recupera obras almacenadas, además de incorporar auditorio, cafetería, librería y talleres de restauración. A la inauguración acudieron las más altas autoridades del Estado.

El Museo del Prado nació hace más de 180 años, y desde entonces ha sobrevivido a visitudes históricas varias, a la guerra civil y también a la dejadez por parte de los organismos públicos en lo tocante a su conservación y seguridad durante buena parte del siglo XX. Hoy puede decirse que atraviesa su mejor momento, y prueba de ello es su reciente ampliación (que lo dota de un 50% más de espacio) y la avalancha de gente que ya se ha acercado a contemplar los resultados y la muestra de obras no expuestas con anterioridad. Para ser más exactos, según informó el presidente del patronato que gestiona el museo, Plácido Arango, han pasado por el Prado durante estos cinco días de gratuidad un total de 100.000 personas, un récord sin precedentes para la institución.

La ampliación
El principal responsable es el arquitecto español Rafael Moneo, catedrático de Arquitectura de la Universidad de Harvard, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Lovaina (Bélgica) y Premio Príncipe de Viana entre otros muchos galardones.

Han sido 10 años de trabajos polémicos, porque los vecinos no aprobaban el desplazamiento del claustro de los Jerónimos; pero pieza a pieza se desmontó y pieza a pieza se volvió a montar, y hoy ya no se oye queja alguna. La ampliación no ha supuesto ningún cambio sustancial en el edificio de Villanueva, sino que constituye un cubo adosado al claustro (el llamado ‘cubo de Moneo’) que forma un nuevo ala, en parte subterránea, detrás del edificio neoclásico. Se han invertido 152 millones de euros entre el área de exposiciones, un auditorio, una cafetería, una librería y talleres de conservación y restauración de pinturas; y ha salido a la luz una amplia colección de obras españolas del siglo XIX, que ha permanecido almacenada durante diez años.

Asistentes a la apertura
Ninguna personalidad de relevancia en el mundo de la cultura y la política faltó al acto de inauguración. Sus Majestades los Reyes, los Príncipes de Asturias y el presidente José Luis Rodríguez Zapatero inauguraron el evento aportando su visión sobre la magnitud del proyecto. En palabras del Rey, este hecho es un reflejo de la modernización de España que “contribuye a identificarnos como una gran nación”; el monarca expresó una “especial alegría al ver culminadas unas obras que dotan al Museo del Prado del peso que le corresponde como una de las más prestigiosas pinacotecas del mundo”. También asistieron antiguos ministros como Pilar del Castillo y Carmen Alborch, aunque se echó en falta a Carmen Calvo y a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ambas anunciadas en los carteles.

El Casón del Buen Retiro
A unos metros del cubo de Moneo, el Casón del Buen Retiro también comienza a ver la luz tras doce años de obras y 45 millones de euros invertidos. Aunque la inauguración no será hasta el próximo otoño, el pasado 29 de octubre -la noche antes de la inauguración del cubo de Moneo- tuvo lugar un “bautismo extraordinario” en forma de una cena de gala presidida por los Reyes que da carpetazo a una larga espera y pondrá de nuevo a la vista la bóveda pintada por Luca Giordano, un homenaje a la Monarquía española.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic