inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/05/2008 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Las ventanas con rejas metálicas del centro cultural.
El Centro Cultural Francisco de Quevedo, una “ratonera” denunciada por el PSOE
El local, que lleva 15 años funcionando, se ha convertido en “un peligro para los usuarios que lo visitan a diario”, según ha denunciado el PSOE.

Si pasamos por el número 42 de la calle Granada nos costará reconocer en ese punto un centro cultural. Pero existe, y es el Francisco de Quevedo. En el pasado Pleno de la Junta de Retiro la concejal del partido socialista del distrito, Ángeles Álvarez, presentó una moción de urgencia para exigir que se pidiera un informe al Ayuntamiento que evalúe la situación del centro. Álvarez presentó un informe resultado de la inspección realizada en el edificio, en la que se destaca la falta de condiciones mínimas para un desalojo en caso de que se produzca cualquier emergencia.

En el documento presentado se va describiendo la situación del edificio, comenzando por la entrada, que se hace a través de una única puerta,  plagada de pegatinas y carteles, con la parte inferior oxidada y que se abre hacia dentro. Dispone de otra puerta de acceso, pero está condenada ya que el cerco de la misma ha cedido como consecuencia de varias grietas en el techo y la pared. 

El centro cuenta con un pasillo muy estrecho con ventanas, todas condenadas, en el que “no hay ni una sola señal de evacuación ni de salida de emergencia”. 

Las puertas de acceso a las cuatro aulas del centro se abren en sentido contrario al de evacuación. Además, “no cuenta con aire acondicionado y la calefacción que llega a las salas lo hace a partir de radiadores independientes distribuidos por las aulas, el vestíbulo y la oficina”.

Material inflamable en los aseos

Los aseos del Francisco de Quevedo tampoco cumplen con las mínimas garantías de seguridad. Mientras que en el de mujeres hay una obra sin cubrir en uno de ellos, en el de los hombres sólo se puede utilizar uno de los tres que hay ya que los otros se usan como almacén de productos de manualidades o higiénicos. Incluso podemos encontrar un horno de cerámica eléctrico, que se usa también como un almacén de botes de pintura. 

Con este informe en la mano, el PSOE ha pedido una solución inmediata, ya que el Centro Cultural Francisco de Quevedo, se ha convertido en “una ratonera, que pone en peligro a miles de personas a diario”, aseguró Ángeles Álvarez.

Reacciones en el pleno

La moción de urgencia presentada fue apoyada por IU. Su portavoz en Retiro, Beatriz Galiana argumentó que el edificio era un colegio público, por lo que “no está preparado para ser un centro cultural”. Exigió actuar ya que actualmente hay una “alarma social”. 

Por otra parte, el concejal Luis Asúa afirmó que éste es un centro  que se está usando de forma provisional, ya que en dos años se cerrará y se utilizarán los nuevos centros de Daoiz y Velarde y Luis Peidró. Asúa pidió a Álvarez que  “no alarmara a los vecinos”, y confirmó que pedirá un informe, pero que “no estaba dispuesto a cerrar ahora un centro que da servicio a 1.500 personas por una politización del tema, teniendo en cuenta que en dos años se cerrará para siempre”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic