inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 24 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/09/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Inaugurado el primer aparcamiento de bicis de Madrid junto a la Cuesta de Moyano
Esta instalación inaugura un proyecto que, en cuatro años y con una inversión de 500.000 euros, creará una media de 10 aparcamientos por distrito.

Las calles son para las personas. Esto es lo que piensa el Ayuntamiento de Madrid, y lo que quiere corroborar en la práctica con actuaciones que favorezcan al peatón y no al coche. Para conseguirlo, el Gobierno de la ciudad ha articulado un sistema que integra medidas de potenciación y mejora del transporte público; obras de infraestructura como las emprendidas en Calle 30 -que han permitido incrementar la velocidad media de circulación en un 4%-; y formas de movilidad ‘blanda’ que contribuyen a conseguir una ciudad sostenible con mayor calidad de vida. El primer aparcamiento de bicicletas se inscribe entre estas últimas.

10 aparcamientos por distrito
Está situado en la confluencia del Paseo del Prado con la Cuesta de Moyano que, de esta forma, se configura como “un dominio definitivo del libro, el peatón y la bicicleta”, según expresó el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, durante la inauguración de dicho aparcamiento el pasado 17 de septiembre. Junto con el del polideportivo Marqués de Samaranch, inaugurado el mismo día, el aparcamiento de Claudio Moyano abre un proyecto que, en cuatro años y con una inversión de 500.000 euros, permitirá crear una media de 10 aparcamientos por distrito, con un total de 3.000 plazas.  Los próximos en entrar en funcionamiento serán los de Cibeles -junto a la nueva sede del Ayuntamiento-, Museo Reina Sofía, Biblioteca Pública de Villa de Vallecas y Matadero Madrid. Todos comparten además otra característica: están situados junto a instalaciones culturales o deportivas.

Forma de movilidad ‘blanda’
La apuesta por fórmulas de movilidad blandas, como es la bici, se empezó a fraguar en el mandato pasado. El carril bici de O’Donnell, la transformación de la antigua carretera del Parque de la Dehesa de la Villa o la creación de un enorme cinturón ciclista de 64 kilómetros que circunvala la ciudad, conectando las áreas verdes, fueron sólo, en palabras de Gallardón, “un primer paso” del uso recreativo al cotidiano. Asimismo, el alcalde informó de que el Plan Director de Movilidad Ciclista se encuentra en fase muy avanzada. “Se están estudiando las alegaciones formuladas para unir los distritos y barrios, conformando una gran red de la que en este mandato construiremos 15 kilómetros cada año”.

Se trata de dar oportunidades a los ciclistas, pues según el Ministerio de Medio Ambiente, la bici representaría el 0,5 del total de desplazamientos: unos 42.000 usuarios.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic