inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 17 de agosto de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/11/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los comercios han perdido clientela debido a la polémica valla.
Más de un año aislados por una valla de la que nadie se hace responsable
La valla, que no permite un fácil acceso a los comercios, se instaló tras los incendios en dos subestaciones de Iberdrola, en septiembre de 2008.

El 11 de septiembre del año pa-sado, dos incendios consecutivos en la calle Alcalde Sainz de Baranda, provocados en dos subestaciones de la compañía Iberdrola, causaron una situación de alarma en la zona. Tras estos incendios, en los que no hubo ningún herido, se instalaron una vallas para proteger unos conductos alternativos de la misma compañía. 

Una valla que ocupa aproximadamente 100 metros en la zona de los pares de dicha calle y que tapa totalmente  los escaparates y dificulta el acceso a los comercios allí ubicados. “La clientela ha bajado. A la crisis  hay que añadir esta situación que tenemos, estamos aislados, los clientes no nos ven, además, la valla no permite aparcar en la calle, por lo que la gente no se para”, explica la responsable de uno de los bares ubicados en la calle.  

Tanto los comerciantes como los vecinos se han unido para pedir responsabilidades. “Entendimos que se pusiera la valla para que se arreglara la avería, pero es que la obra lleva parada y acabada desde enero, por lo que no entendemos cómo, 15 meses después del incidente, las vallas siguen ahí”, se queja otro de los comerciantes. 

En el mes de julio enviaron una carta al Área de Vías y Espacios Públicos, en la que pedían la retirada de la valla. Ese escrito fue respondido afirmando que Iberdrola “tenía autorizada la ejecución de una canalización hasta el 27/08/09”. Según explican estos afectados, al no retirarse las vallas en septiembre pidieron de nuevo alguna responsabilidad. “La sorpresa fue que ese mismo Área nos dijo entonces que ellos no tenían nada que ver en este asunto”. 

Buscando responsables
A partir de ahí han sido varias las ocasiones en las que los comerciantes se han dirigido a las dos partes supuestamente responsables. Desde Iberdrola les han afirmado que la finalización de las obras depende de una serie de permisos por parte del Ayuntamiento. Ésta es también la versión que la empresa ha dado a EL DISTRITO, “en octubre de 2008 se pidió una autorización mu-nicipal para cruzar el cable bajo la Avda. Doctor Esquerdo y proceder al desmontaje de la valla. En este momento la compañía todavía está esperando la autorización para po-der finalizar la obra.” 

“Se lanzan la bola unos a otros, y al final los que salimos perjudicados somos nosotros. Ya han cerrado tres negocios, y como esto siga así, no van a ser los últimos”, denuncian. Ahora están recogiendo firmas, que mandarán, junto a una carta, al al-calde de Madrid, “es lo que nos han dicho que hagamos”. En ella piden que visite la zona para comprobar su estado, y reclaman su apoyo para encontrar una solución, ya que se encuentran “indefensos y atropellados en nuestros derechos como ciudadanos y como madrileños”.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic