inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 26 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/01/2007 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El motín en la estación de Conde de Casal por las continuas averías moviliza a la Comunidad
Los viajeros se negaron a obedecer la orden de desalojo del maquinista y la Policía tuvo que intervenir: un joven universitario pasó la noche detenido.

Las continuas averías registradas últimamente en la Línea 6 de metro están acabando con la paciencia de los viajeros y disparando las alarmas en los órganos de Gobierno de la Comunidad.

Motín en Conde de Casal
El pasado viernes 12 de enero, pasadas las ocho de la mañana, el tren que circulaba desde la estación de Plaza Elíptica en dirección a Sainz de Baranda tuvo un problema en la estación de Usera. Allí fue desalojado porque no se cerraban las puertas; los viajeros se bajaron y tomaron el siguiente convoy, que en esa hora punta llegó casi lleno. El nuevo tren, abarrotado, circulaba también con problemas, a baja velocidad y con paradas en el túnel. Por eso, al llegar a Conde Casal el maquinista pidió que el tren fuera desalojado de nuevo por avería. Los ciudadanos, indignados, se negaron a desalojar el tren. Intervi-nieron varios vigilantes jurados, pero no pudieron hacer nada frente a los viajeros alborotados que se aferraban a las barras y se tiraban al suelo al grito de “¡No nos bajamos!”. La empresa, tras pedir disculpas, avisó a la Policía Nacional, que sí logró desalojar a los sublevados pero a costa del uso de la “brutalidad”, según denunciaron algunos de los viajeros. Hugo P.D., universitario de 19 años, fue detenido y pasó una noche en el centro de detención de Moratalaz, por presunta “agresión a la autoridad”.

La Comunidad toma medidas
Estos hechos -y las numerosas demandas y hojas de reclamación presentadas a raíz de ellos- han calado hondo en los órganos competentes de la Comunidad, responsable máximo de Metro de Madrid. Dos días después, el domingo 14, se convocó una reunión urgente, de carácter interno, que contó con la presencia de la consejera de Transportes, Elvira Rodríguez, y representantes de las cúpulas de Metro y el Consorcio, en ausencia de sindicatos. El objetivo de este ‘cónclave’ fue empezar a delinear un plan inmediato de acción para detener el incremento de las averías en el metro, especialmente frecuentes en la Línea 6, pero que afectan también a otras dado el gran número de correspondencias que tiene. Adop-taron tres medidas principales: la urgente modernización de los trenes en la L-6 -tiene los convoyes más viejos-, que cuenta desde el pasado lunes 15 con cuatro nuevos trenes; elaborar un estudio minucioso de las averías en el suburbano, incorporando personal de mantenimiento y de ‘distribución’ de viajeros; y, por último, brindar mejor atención al ususario para informar de los motivos de las averías y evitar reacciones conflictivas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic