inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 21 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/09/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La mujer rumana que fue rociada con ácido por su ex marido ya ha recibido el alta médica
La víctima termina de recuperarse en casa de las quemaduras, en tanto que el agresor, que huyó a pie del lugar de los hechos, ya ha sido detenido.

Su nombre es Elena, tiene 42 años y es de nacionalidad rumana. A primera hora de la tarde del pasado lunes 3 de septiembre sufrió en plena calle una brutal agresión por parte de su ex marido que casi acaba con su vida. Su agresor la roció con ácido corrosivo en plena Plaza de los Reyes Magos, a la altura del número 11. Elena permaneció durante cuatro días en la unidad de quemados del Hospital de La Paz, y fue sometida a una exploración fibroscópica para descartar la ingestión o inhalación de la sustancia química con la que fue atacada. Los médicos explicaron que el líquido le provocó quemaduras de segundo grado en el 15% de su cuerpo, y afectó sobre todo a manos, cara, tórax y piernas. Pero pese al inicial pronóstico grave, evolucionó favorablemente hasta ser dada de alta el pasado 7 de septiembre.

Detención del agresor
La misma noche de los hechos, el supuesto agresor, Adrian, de 43 años y nacionalidad también rumana, fue detenido en una calle de Parla -localidad madrileña donde residía la pareja- cuando trataba de ocultarse en un establecimiento de la zona. Tras las primeras investigaciones, la Policía comprobó que no constaban denuncias por malos tratos contra Adrian, pero al parecer llevaban un mes sin vivir juntos, lo que pudo precipitar el ataque. Agentes de la Policía Judicial de la Comisaría de Retiro prosiguen con la investigación. En cuanto al líquido utilizado, parece que se trata de un disolvente empleado en la construcción que contiene ácido clorhídrico, de extrema toxicidad.

Ataque en plena calle
El día del suceso, el agresor había quedado con el hijo de la pareja; se enzarzaron en una discusión, y cuando la madre intervino, Adrian vertió el contenido de una botella de agua de medio litro sobre ella. El hijo, que trató de defenderla, resultó herido leve por contusiones. El agresor huyó a pie mientras una viandante, que también fue alcanzada levemente por el ácido, avisaba al Samur, que hubo de utilizar protección para tratar a la víctima, tendida pero consciente.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic