inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/11/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El traslado del Ayuntamiento al Palacio de Correos suscita polémica a cuenta del gasto
Los grupos de la oposición, que se quedan en la Casa de la Villa, denuncian “oscurantismo” en la gestión y un “despilfarro de 440 millones de euros”.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, estrenó el pasado 5 de noviembre su nuevo despacho en el Palacio de Correos de la Plaza de Cibeles. Tras 4 años de obras, el alcalde y su equipo más cercano trabajan ya en la nueva sede municipal: la Vicealcaldía, el Gabinete de Comunicación y la Concejalía de Las Artes se han mudado con él, así como los ficheros, ordenadores y mobiliario diverso, mientras que el resto de concejalías y los grupos de la oposición permanecerán en la Casa de la Villa, sede del Consistorio de la capital durante los últimos cuatro siglos.

Sede municipal y centro turístico
La reforma concluirá a principios de 2009, pero sólo el 20% del edificio estará ocupado por políticos y administrativos; el 80% restante estará reservado a actividades culturales y sociales abiertas a todos los ciudadanos. También se ha comprometido el Ayuntamiento a mantener la unidad de algunos servicios de Correos, como la oficina postal o la de atención al cliente, donde continúan sus funcionarios.

Gallardón considera que el cambio viene motivado por la propia evolución de la Administración municipal, cuya creciente complejidad dejaba obsoletas las prestaciones de la Casa de la Villa. Para ello, se ha acometido una importante reforma que incluirá una llamativa cúpula de acero y cristal en el patio, nuevo salón de plenos -por ahora seguirán celebrándose en la Casa de la Villa- y numerosas dependencias para turistas como una cafetería, mirador, sala de exposiciones o auditorios. Todo lo cual supone un gasto cuantioso, aspecto en el que centra su crítica la oposición.

“Dispendio”, según IU
La comparación del suntuoso edificio de Cibeles con la modesta y castiza Casa de la Villa abona las tesis de quienes acusan a Gallardón de un endiosamiento progresivo a costa de reducir el gasto social. Para el Grupo Municipal de Izquierda Unida, “el dispendio de dinero público para la nueva sede duplica el esfuerzo presupuestario que se hace para servicios sociales, que contarán con una partida de 250 millones de euros, o triplica los 132 millones de la inversión para las zonas más desfavorecidas”.

David Lucas en Cavanilles
El portavoz socialista, David Lucas, denunció el 6 de noviembre durante su visita a las infraviviendas de la calle Cavanilles que “Gallardón ha tenido la desvergüenza de despilfarrar 440 millones de euros para instalarse en un palacio y mantiene la ciudad en este estado”, en referencia al deterioro de esta colonia de casitas bajas -ubicada a tan sólo unos metros del Palacio de Correos- donde media docena de vecinos no tienen agua ni asfaltado ni higiene, carencias a las que se suman conflictos con los ‘okupas’.

Los grandes ayuntamientos europeos cuentan con edificios ilustres; el despacho de El Escorial, en cambio, sorprende por su austeridad.  

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic