inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
06/07/2015 - Jesús Caraballo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Armada Invencible.
El náufrago de la Gran Armada
La épica historia de un náufrago de la Armada Invencible, en Irlanda

Fernando Martínez Laínez ha novelado las mil peripecias por las que debió pasar el Capitán de los Tercios, Francisco de Cuéllar –cuyo lugar y fecha de nacimiento se desconoce, al igual que los de su muerte-, embarcado en la Grande y Felicísima Armada, que envió el Rey Felipe II a invadir Inglaterra, en 1.588. Tras la desafortunada singladura de dicha Armada, el galeón en el que iba embarcado nuestro héroe, el San Juan de Sicilia, naufragó como tantos otros, frente a las costas occidentales de Irlanda, en concreto, en la Streedagh Strand, en el actual condado de Sligo. La novela se hace eco del propio testimonio recogido por el protagonista, en su obra “Las aventuras del Capitán Cuéllar en Connacht y Ulster”.

Consiguió sobrevivir al naufragio. Tras ser herido, y sufrir el acoso de las tropas inglesas de la reina Isabel I, mientras atravesaba la Isla, encontró refugio en tierras delseñor Brian O’Rourke, en el condado de Leitrim.

Luego fue acogido junto con otros 8 españoles, en uno de los castillos de Maglana MacClancy, posiblemente el de Rosclogher, en la orilla sur del lago Melvin. Llegaron noticias de que el gobernador de Connacht, el hermano de Richard Bingham, se aproximaba a las tierras de MacClancy, al frente de 1.700 soldados ingleses, ante lo cual, el señor de ese territorio decide huir a las montañas, mientras Cuéllar, al mando de la exigua tropa española hace frente a los invasores, que tras infructuosos intentos, se ven obligados a levantar el cerco.

MacClancy, agradecido, ofreció a los defensores españoles quedarse en sus tierras e, incluso a Cuéllar, la mano de su propia hermana, lo cual éste declinó. El capitán, junto con otros 17 españoles partió hacia Escocia, donde permaneció durante un tiempo. Luego pasó a Flandes, donde sufrió parecidas penalidades a las de Irlanda, pero esta vez a manos de los protestantes holandeses.

El capitán Cuéllar, que antes de su aventura con la Armada y por tierras de Irlanda, ya se había destacado como militar en la invasión de Portugal -1.581-; en el desalojo de los invasores franceses del fuerte de Paraíba, en Brasil, o en la expedición a las Azores, bajo el mando del marqués de Santa Cruz; todavía habría de distinguirse a las órdenes de Alejandro Farnesio, en los años siguientes –entre 1.589 y 1.598-; en el Socorro de París y otras acciones en Francia; en la guerra del Piamonte, bajo el mando del duque de Saboya; en Nápoles, junto al virrey Ferando Ruiz de Castro, y embarcado en la flota de galeones de Indias de Don Luís Fernández de Córdoba, en 1.602, posiblemente su última campaña militar.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic