inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 22 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/10/2014 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos   15 votos
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
El Galeón de Manila: Una de las operaciones navales más exitosas de la historia.
Casi 50 años después de la muerte de Cristóbal Colón, los galeones de Manila finalmente cumplieron su sueño de navegar rumbo al oeste para llegar a Asia a fin de beneficiarse del rico comercio con el océano Índico.

Todavía hoy hay quien sigue adjudicando a James Cook la autoría de los grandes descubrimientos del Pacifico. Doscientos años antes, Elcano, Urdaneta y Legazpi ya le habían dado varias vueltas a las puertas giratorias de la historia. Otra vez los pérfidos ingleses llegaban tarde y tergiversando la historia.

El Galeón de Manila.

La ruta que convirtió a España en principal potencia comercial duró más de dos siglos (de 1565 a 1815) y se gestionaba desde la Casa de la Contratación, primero con sede en Sevilla y a partir de 1717 en Cádiz. Gracias a este trayecto comercial llegaban a España mercancías exóticas: sederías o las porcelanas de la China que luego decoraban los gabinetes de los palacios de Aranjuez y Madrid, especias moluqueñas, biombos japoneses lacados, canela de Mindanao, arquetas hechas con maderas de profundos y lejanísimos bosques.

Precisamente, un producto tan español como el mantón de Manila se debe a esta ruta histórica. Los mantones de Manila tuvieron su origen en China, de ahí la ornametación inicial con iconos orientales como pagodas, aves y flores exóticas, pero terminaron llamándose de Manila porque fue en ese puerto donde tenía lugar la partida de las mercaderías.

El Galeón de Manila.El control del comercio entre Asia y América.

La clave de este momento de gloria española en el control del comercio no sólo con América sino también con Asia se debe al descubrimiento de una ruta marítima hallada por Fray Andrés de Urdaneta. Este marino descubrió el camino de regreso o tornaviaje de Manila a México siguiendo un camino de corrientes marinas y vientos favorables.

Los galeones partían de Manila en la primera semana de julio con el monzón de verano y hacían el viaje de regreso desde Acapulco impulsados por el monzón de invierno antes de abril. El galeón filipino llegaba a Acapulco en diciembre y en enero se descargaban las mercancías para la feria de comercio. A principios de marzo o abril retornaba a Manila (Filipinas). El camino a Sevilla era mucho más tranquilo por estar la ruta bien controlada desde los inicios del siglo XVI.

El Galeón de Manila y el quiero y no puedo de ingleses y holandeses.

Muchas fueron las veces que intentaron ingleses y holandeses hacerse con el control de esta ruta con costes muy elevados. En más de 250 años de flota, las pérdidas por ataques fueron mínimas. Puede calificarse así a la Flota de Indias como una de las operaciones navales más exitosas de la historia. De hecho, en los 300 años de existencia de la Flota de Indias solo dos convoys fueron hundidos o apresados por los ingleses y otro por los holandeses.

El capitán James Cook llego 200 años tarde pero se llevó la fama.

Durante 200 años, cientos de galeones de Manila viajaron desde el actual México a las Filipinas, con su ruta discurriendo al sur de las islas hawaianas. Y, sin embargo no hay registros históricos sobre algún contacto entre ambas culturas. Aunque Henry Kamen sostiene que los españoles no tenían la capacidad de explorar el océano Pacífico, los galeones españoles dominaron el comercio transpacífico durantes dos siglos y medio, y fueron expediciones españolas las que descubrieron la ruta entre Asia y América (del Galeón de Manila). Fueron navegantes españoles los que descubrieron las Marianas, las Carolinas y las Filipinas en el Pacífico Norte, así como las Tuvalu, las Marquesas, las Salomón y Nueva Guinea en el Pacífico Sur. Expediciones españolas en busca de Terra Australis también descubrieron las Islas Pitcairn y las Nuevas Hébridas (hoy Vanuatu) en el siglo XVII. Todavía hoy la isla principal del archipiélago de las Vanuatu se llama Espíritu Santo, bautizada así por Pedro Fernández de Quirós en 1606.

Existen posibilidades de que exploradores españoles llegaran a las islas de Hawái dos siglos antes de la primera visita del capitán James Cook en 1778. Ruy López de Villalobos comandó una flota de seis barcos que partió de Acapulco en 1542 con un marino español llamado Juan Gaetano a bordo como piloto. Dependiendo de la interpretación, los informes de Gaetano parecen describir el descubrimiento de Hawái o de las islas Marshall en 1555.Si se tratase de Hawái, Gaetano habría sido uno de los primeros europeos que llegaron a las islas.

A partir de 1565, la ruta descubierta por Andrés de Urdaneta permitió a los galeones de Manila navegar regularmente entre México y Filipinas estableciendo un comercio transpacífico que duraría dos siglos y medio. El derrotero exacto de estas rutas se mantuvo en secreto para proteger los barcos españoles de la competencia de otras potencias europeas, y de los piratas ingleses y neerlandeses. Debido a esta política de secretismo, es posible que navegantes españoles descubrieran Hawái pero no dieran a conocer dicho descubrimiento debido a esa política de discreción. Por tanto, habría permanecido desconocido para la historia. Del relato de Gaetano se entiende que las islas Hawái no tenían recursos minerales como oro o plata, y por tanto no habría habido interés en colonizarlas.Los archivos españoles contienen una carta marina que muestra unas islas en la misma latitud de Hawái, pero con una longitud de diez grados al este del archipiélago. En ese manuscrito, la isla de Maui aparece con el nombre de «La Desgraciada», y lo que parece ser la isla de Hawái aparece como «La Mesa». Islas parecidas a Kahoolawe, Lanai y Molokai aparecen como «Los Monjes».

William Ellis
, un escritor y misionero en el siglo XIX de Hawái, registró varios cuentos populares sobre extranjeros que habrían visitado Hawái antes del primer contacto con Cook.

Comentarios: 2
Daniel dijo el 19/10/2014 a las 17:48h.
Los españoles no tienen orgullo de su nación por los políticos tan mediocres que tenemos que niegan la historia de nuestro país   Avisar al moderador
AGUIRIO dijo el 19/10/2014 a las 14:48h.
ES EXTRAORDINARIO, SENTIRME ESPAÑOL Y NO PODER PRESUMIR DE LAS GRANDEZAS QUE HICIERON NUESTROS ANTEPASADOS. VERGÚENZA SIENTO DE LOS POLÍTICOS QUE TENEMOS, INCAPACES DE SENTIRSE ESPAÑOLES .   Avisar al moderador








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic