inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/01/2011 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Casa Labra se mantiene intacta desde su fundación en el año 1860.
Ver además...
Riesgo desahucio para Casa Labra
Casa Labra

Existían 1.500 tabernas en el Madrid de 1900 para una población de apenas 840.00 habitantes. Más de un siglo después quedan apenas una docena. Una de las supervivientes, seña de identidad de las tradiciones de esta Villa y Corte, es Casa Labra.
 
Desde su ubicación privilegiada, en el número 12 de la calle Tetuán, esta botillería centenaria (fundada en 1860) ha sido testigo de excepción del progreso decimonónico. Una placa a la entrada ya nos lo recuerda: en esta casa fue fundado clandestinamente el Partido Socialista Obrero Español. Fue el 2 de mayo de 1879. Mientras comían, quién sabe si alguna de sus clásicas recetas con bacalao, un grupo de jóvenes liderado por Pablo Iglesias (28 años) ponía en marcha lo que entonces se consideró una conspiración política. Durante la reunión, 16 trabajadores de una imprenta, cuatro médicos, un científico, dos joyeros, un zapatero y un marmolista hablaban de las injusticias sociales de la época y proponían la implantación de un programa de cambios sustanciales para los trabajadores. Pablo Iglesias fue elegido primer presidente de lo que desde entonces se conocería como PSOE. Un partido que no sería legalizado hasta 1881, dos años después. 

El ambiente que vivieron esos 16 comensales aún se respira siglo y medio después de que Casa Labra abriera sus puertas al público. Y es que esta taberna mantiene intacta su decoración original: los techos pintados, la barra de madera, el reloj, e incluso los refranes escritos en la pared -merece la pena detenerse a leerlos-. Todo ello configura un entorno tradicional que aprecian oriundos y turistas y que se completa con bocados muy madrileños, ya sean a modo de croquetas de bacalao o soldaditos de Pavía (porciones de bacalao frito).

La mejor forma de sumergirse en uno de los capítulos de nuestra historia y tradición con el estómago lleno.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic