inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 24 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/10/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
El Parque de El Capricho

Al noroeste de la ciudad, en la Alameda de Osuna, se encuentra uno de los espacios verdes con más encanto de Madrid. Aún por descubrir para muchos, el Parque de El Capricho cuenta con cientos de rincones bellos y cargados de historia. Fue la duquesa de Osuna, María Josefa Pimentel, quien mandó construir una finca de recreo en este paraje de las afueras de Madrid en el año 1787. El proyecto inicial para el jardín, obra del arquitecto de la corte Pablo Boutelou, se completó con el diseño del arquitecto francés Jean-Baptiste Mulot, 52 años más tarde.

Entre los atractivos del parque, la duquesa mandó construir estanques que conectaban el canal principal con el salón de baile en el que se celebraban grandes fiestas, y cuenta la leyenda que esta red acuática fue ideada para no ensuciar los zapatos de las damas, que iban así en barca hasta el mismo salón. El paseo estaba además aderezado con un intenso aroma a lila, la flor favorita de la duquesa, plantada por miles en el jardín. Con la invasión francesa de 1808 el recinto pasó a manos del general francés Agustín Belliard, quien al parecer utilizó las instalaciones para sus tropas. Posteriormente, y tras la retirada del ejército francés, el lugar regresó a manos de la duquesa, que acometió una profunda reforma. Un siglo después de la muerte de la aristócrata, durante la Guerra Civil, el espacio adquirió la función de búnker para el Estado Mayor del Ejército del Centro, comendado por el general Miaja. En la actualidad aún pueden verse las huellas de la época a través de los respiraderos que emergen de la tierra y que llevan hasta el Templo de Baco. La zona, declarada Jardín Artístico en 1943, cuenta además con múltiples atractivos para el visitante, entre los que destacan el Abejero, la estatua de Saturno devorando a su hijo, el casino, la Casa de la Vieja, etc.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic