inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 22 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/07/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
El edificio fue declarado Monumento Histórico-Artístico en el año 1948.
El Templo de Debod

El rey Ptolomeo IV Filópator o quizás el rey nubio Adijalamani (Adikhalamani) de Meroe, mandó construir hacia el año 200 a. C. una capilla en honor del dios Amón de Debod, al sur de Egipto. No podía imaginar que varios siglos después esa pequeña construcción, acabaría instalada en pleno corazón de Madrid -al oeste de la Plaza de España-, en el mismo alto donde se encontraba el Cuartel de La Montaña. A lo largo de sus 2.200 años de vida ha sufrido las alteraciones propias de los múltiples conquistadores de Egipto. Así, con la llegada de los romanos el Templo pasó por varias obras de ampliación, atribuyéndole además nuevas divinidades. 

En 1907 la construcción de la primera presa de Asuán, afectó al templo en gran medida, ya que permanecía unos nueve meses al año bajo las aguas del Nilo. La inundación casi constante provocó la pérdida de la policromía y el daño de algunos de sus relieves. La piedra arenisca también sufrió un gran desgaste añadido al que en su día había provocado el terremoto de 1868. A la vista de estos daños, el Servicio de Antigüedades de Egipto pidió al arquitecto egipcio al-Barsanti que procediera a su restauración. En 1961, a causa de la construcción de la nueva presa de Asuán, el templo fue desmontado por una misión arqueológica polaca y sus piedras se depositaron en la isla Elefantina hasta su posterior traslado al puerto de Alejandría. Desde este puerto hizo su viaje final hasta llegar a España, tras una cesión diplomáticamente compleja. 

En la actualidad el Templo se encuentra restaurado y reconstruido en alguna de sus partes. Su vista exterior resulta espectacular al atardecer y en cuanto al interior, dispone de varias estancias que se pueden visitar, tales como la Capilla de Alijalamani, Mammisi, la Sala de los naoi, etc.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic