inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
27/11/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Algunos vecinos de la Colonia Fuente del Berro, molestos por el ruido del tráfico y las obras
La entrada y salida del futuro aparcamiento de la calle Elvira se ha convertido en motivo de conflicto para algunos de los vecinos del entorno, quienen muestran su disconformidad con que esta se sitúe a escasos metros de sus viviendas.

Vivir en una casa unifamiliar, en el centro de la ciudad, a tan sólo cinco minutos de la Plaza de Manuel Becerra y muy cerca del Parque de la Quinta del Berro, puede ser para muchos un verdadero privilegio. Sin embargo, los vecinos de la Colonia Fuente del Berro también soportan a diario ni-veles acústicos de ruido por encima de los 70 decibelios; datos que superan el límite de 65 decibelios fijado como recomendable por la Organización Mundial de la Salud.

La prolongación de O’Donnell es una de las zonas más ruidosas de la capital por el tráfico que se incorpora a la ciudad desde la M-30. Por este motivo los vecinos afectados, sobre todo los residentes de las calles exteriores de esta colonia protegida, han solicitado al Ayuntamiento en varias ocasiones la instalación de pantallas acústicas que aíslen el ruido, aunque por el momento no han recibido respuesta. Además, durante los últimos años, estos vecinos han sido testigos de las obras de construcción del nuevo polideportivo y el aparcamiento para residentes de la calle Elvira. Una infraestructura que ha sufrido varios retrasos y cuyos trabajos ya avanzan a buen ritmo.

La nueva dotación también se ha convertido en motivo de conflicto para algunos de los vecinos del entorno. Aunque la mayoría se muestra satisfecho con el proyecto y con las oportunidades que les brindará una vez inaugurado, algunas voces críticas se han elevado contra el lugar elegido para habilitar la entrada y la salida del aparcamiento.

Desde la Junta Municipal confirman que, en un primer momento, la entrada había sido establecida en una pequeña zona verde de la calle Vicálvaro y que ha sido trasladada unos 10 metros, hasta una de las vías públicas laterales, para evitar precisamente su deterioro. Sin embargo, los vecinos cuyas viviendas están situadas en esa misma calle manifiestan su descontento porque la rampa del aparcamiento se instalará definitivamente a escasos metros de sus casas, incrementando aún más los niveles de ruido de la zona.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic