inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 23 de abril de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/03/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El aparcamiento del patio de manzana de Maldonado espera nueva licencia
Los afectados visitaron las obras junto al concejal del distrito, Íñigo Henríquez de Luna, y Miriam Peón, técnico de la Gerencia de Urbanismo y jefe del departamento de la zona 1, quien informó a los vecinos del estado actual de la licencia en tramitación.

Los vecinos del patio de manzana comprendido entre las calles Maldonado, Diego de León, General Díaz Porlier y General Pardiñas mantienen su lucha particular: paralizar la construcción de un aparcamiento bajo sus casas o, al menos, garantizar que la misma se realice conforme a la legalidad vigente y que no afecte de forma negativa a sus viviendas.

Algunos presidentes de las comunidades afectadas visitaron el pasado 7 de marzo las polémicas obras junto al concejal del distrito, Íñigo Henríquez de Luna. En la reunión estuvo presente también Miriam Peón, técnico de la Gerencia de Urbanismo y jefe del departamento de la zona 1 quien informó a los vecinos del estado actual de la licencia en tramitación.

Antecedentes
El pasado mes de julio de 2006 comenzaron los trabajos de construcción bajo rasante de este aparcamiento privado de cinco plantas en el patio de manzana anteriormente mencionado y con la pertinente licencia concedida por el Área de Urbanismo. La propiedad de la parcela del patio es independiente de los edificios, por lo que nada impedía la puesta en marcha del proyecto. Ade-más, se trata de una iniciativa en la línea de otras actuaciones que está promoviendo la Junta Mu-nicipal del distrito, cuyo objetivo es la recuperación de estos patios de manzana infrautilizados.

Sin embargo, las primeras excavaciones descubrieron que las zapatas de los edificios ocupan parte de la parcela del aparcamiento, lo que obligó a modificar el proyecto original para acomodarlo a la nueva superficie. Y aunque en un primer momento la constructora intentó ampliar una planta más para no perder plazas, no se le ha permitido.

Pendientes de Urbanismo
En estos momentos, mientras Urbanismo estudia las nuevas características del aparcamiento, las obras han sido paralizadas. Los vecinos afectados se mantienen a la espera de la decisión final y denuncian la falta de información así como algunas “falsedades” incluidas por la empresa constructora en su proyecto. Por ejemplo, han aportado alegaciones destacando la inviabilidad del proyecto por la inexistencia de las servidumbres necesarias para los accesos al aparcamiento; irregularidad a la que hay que sumar también que las ventanas de una de las viviendas afectadas y que  asoman a este acceso tampoco han sido incluidas en el proyecto.

En cuanto a las chimeneas de ventilación o los ascensores que se habilitarán en el patio de manzana, será la Comisión Institucional para la Protección del Patrimonio Histórico Artístico y Natural la que decida, ya que suponen modificaciones sustanciales del proyecto de ajardinamiento de la superficie aprobado en la licencia inicial, a lo que hay que añadir que además estos edificios tienen cierta protección.

Los vecinos molestos con las obras miran hacia el futuro y temen el ruido y la contaminación que producirá el aparcamiento una vez construido. Estos son otros inconvenientes que habrá que analizar una vez que se produzcan, y si superan los límites establecidos podrán ser la causa de la tramitación de un nuevo expediente de clausura de la actividad.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic