inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 23 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/05/2010 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El piso de los asesinos ya ha sido puesto en alquiler.BRENDA GONZÁLEZ
Este es el bloque de viviendas en el que ocurrieron los hechos, ubicado en la calle Jesús Méndez./BRENDA GONZÁLEZ
Cuarto de la limpieza donde se encontró el cadáver./BRENDA GONZÁLEZ
El cadáver de una anciana asesinada escondido en el cuarto de la limpieza
El móvil del asesinato no se ha hecho público ya que forma parte de la investigación que, a día de hoy, continúa abierta.

Todo comenzó el pasado 2 de marzo, cuando una llamada telefónica alertaba a la Policía Nacional de que, en el número 6 de la calle Jesús Méndez, había escondido un cadáver. Ubicada en pleno corazón del distrito de Salamanca, se trata de una pequeña calle donde los vecinos se conocen “de toda la vida” y la rutina parece transcurrir con calma y sosiego. Pero aquella tarde, la tranquilidad del vecindario se vio truncada. 

Tras la alerta, varios radiopatrullas de seguridad ciudadana se desplazaron hasta el edificio. Allí encontraron el cuerpo sin vida de una anciana, en el interior del cuarto de limpieza del bloque. Una de las empleadas de la finca había descubierto el cadáver, cuando se disponía a cumplir con sus tareas de limpieza en el interior del inmueble.

En busca de los asesinos
Minutos más tarde, llegaron al lugar de los hechos varios agentes de Homicidios y de la Policía Científica consiguiendo identificar a la fallecida como M.C.H.B., de 84 años.

Enseguida comenzaron a entrevistar a todos los vecinos del edificio, me-nos a los inquilinos de una de las viviendas que no se encontraban en ese momento. A medida que avanzaba la investigación, los agentes reunieron indicios que les llevaban a pensar que, precisamente, esos vecinos ausentes tenían algo que ver con el crimen. Tras conseguir los  permisos judiciales, entraron a inspeccionar su vivienda donde encontraron signos evidentes de que el homicidio se había perpetrado allí. Diez días después la Policía detenía a Alexandra G., de 33 años, como presunta autora del homicidio; y a Elvis T., de 21, que huyó a Rumania al día siguiente de los hechos. A día de hoy, ambos se encuentran ya en prisión.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic