inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 23 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
29/12/2013 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
Mañana domingo se celebra el día de las familias en Colón
La Misa de las Familias congrega a decenas de miles de personas en Colón
El Papa se une a la fiesta de la Familia en la Plaza de Colón
Decenas de miles de familias de España y otros países llenaban la Plaza de Colón de Madrid desde antes de las 10.00 horas de este domingo para celebrar la fiesta de la Sagrada Familia que se celebra con la tradicional Misa de las Familias y para defender la familia cristiana.
 
Por primera vez ha intervenido el Papa Francisco., quien envión un asaludo especial a los fieles que celebran en distintas partes del mundo la Fiesta de la Sagrada Familia, en particular a los congregados en España en la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona y en la plaza de Colón de Madrid.
 
El papa invitó a las familias a tomar consciencia de la importancia que tienen en la Iglesia Católica y en la sociedad, así como a vivir de un modo sencillo, haciendo suyas las palabras "permiso, perdón y gracias".
 
Tras el rezo del Ángelus desde la plaza de San Pedro del Vaticano, el pontífice argentino quiso dirigirse a los fieles que le siguieron en directo a través de imágenes por satélite, añadiendo además una oración por la Sagrada Familia, aprovechando que el próximo Sínodo de Obispos abordará el tema de la familia.
 
Ya antes del rezo del Ángelus, en una abarrotada plaza de San Pedro del Vaticano, el pontífice argentino tuvo muy presente el tema de la familia, al celebrarse este domingo, el primero tras el día de Navidad, la Fiesta de la Sagrada Familia.
 
"Hoy el Evangelio nos presenta la Sagrada Familia sobre la vía dolorosa del exilio, en búsqueda de refugio en Egipto. José, María y Jesús experimentan la condición dramática de los refugiados, marcada por el miedo, la incertidumbre y las molestias. Desafortunadamente, en nuestros días millones de familias pueden reconocerse en esta triste realidad", dijo el papa.
 
"Casi todos los días la televisión y los periódicos dan noticias de refugiados que huyen del hambre, la guerra, de otros peligros graves, en búsqueda de seguridad y de una vida digna para ellos y sus propias familias", agregó.
 
Francisco afirmó que, aunque llegan a conseguir trabajo, muchos de esos refugiados e inmigrantes "no encuentran una verdadera acogida, ni respeto, ni se aprecian los valores de los que son portadores".
 
"Sus legítimas expectativas se enfrentan a situaciones complejas y dificultades que parecen a veces insuperables. Por eso, mientras fijamos la mirada en la Sagrada Familia de Nazaret en el momento en el que se ve obligada a huir, pensamos en el drama de esos emigrantes y refugiados que son víctimas del rechazo y los abusos", indicó.
 
"Pero pensamos también en los 'exiliados' que pueden estar dentro de las mismas familias: los ancianos, por ejemplo, que a veces son tratados como presencias molestas. Muchas veces pienso que una señal para saber cómo va una familia es ver cómo se tratan en la misma a los niños y a los ancianos", agregó.
 
Por su parte, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha defendido hoy la familia constituida dentro del "matrimonio indisoluble" como la "célula básica" de la sociedad frente a la "agobiante atmósfera intelectual y mediática" en la que prima una concepción de la vida caracterizada por la transitoriedad.
 
Rouco, quien ha presidido en la Plaza de Colón de Madrid la Fiesta de la Sagrada Familia, ha considerado que en esta "hora crucial de la humanidad" y en medio de la "dura y persistente crisis", la familia cristiana está demostrando "su insuperable e insustituible valor para la solidaridad y la paz social".
 
En su homilía, y tras escuchar en una conexión en directo el saludo del Papa Francisco desde Roma, el cardenal ha advertido del "clima de opinión pública" en el que prima una concepción de la vida personal, caracterizada por "la transitoriedad", de manera que "ni siquiera el don de la vida se entiende como definitivo e inviolable y, por lo tanto, tampoco, el don del amor".
 
Rouco Varela ha señalado además que "son muchos los tristes y doloridos" que hay en este momento y se ha preguntado: "¿Estaremos presenciando y viviendo un nuevo predominio social de la cultura de la tristeza?".

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic