inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
05/03/2008 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Gallardón observa alguno de los detalles del proyecto.
Los comerciantes de Serrano han pedido que los cortes de tráfico se limiten durante la realización de las obras.
El nuevo Serrano tendrá más aceras, tres aparcamientos subterráneos y un carril-bici
Todas las actuaciones tendrán un coste de 106 millones de euros que serán financiados con la explotación de los aparcamientos subterráneos.

Un referente de calidad urbana en el Madrid del siglo XXI. Así se ha referido el alcalde de la ciudad, Alberto Ruiz-Gallardón, al futuro de la calle Serrano que experimentará una profunda transformación a lo largo de la presente legislatura. Un cambio por el que el ámbito comprendido entre la Puerta de Alcalá y María de Molina ganará nuevos espacios para el peatón, mejorará su calidad medio ambiental y circulatoria y renovará sus servicios básicos. Beneficios todos ellos que no serán visibles sólo en la propia calle Serrano, sino que también se trasladarán a las vías transversales comprendidas entre el Paseo de la Castellana y Claudio Coello.

El proyecto de remodelación ‘Tejido Urbano’, firmado por los arquitectos Clara Eslava y Miguel Tejada y ganador del concurso de ideas convocado por el Ayunta-miento en 2004, fue presentado el pasado 4 de marzo en el Centro de Turismo de Colón. Una de las virtudes de este proyecto es su apuesta por los ciudadanos con el aumento de cerca del 50% de las zonas peatonales, que pasarán de los 43.571 metros cuadrados actuales a los 64.835. Este incremento es aún más acusado en la propia calle Serrano, donde alcanza el 64%. De esta forma, la acera de los impares tendrá una anchura de 5 metros y la de los impares de 10 metros, facilitando el tránsito peatonal y favoreciendo la actividad comercial de la zona.

Otro de los aspectos destacables de ‘Tejido Urbano’ es la reducción del número de carriles de 6 a 5, dos de los cuales estarán reservados para el transporte público: en el lado impar para los autobuses y en el par para los taxis. También habrá lugar para un carril-bici de 2,3 kilómetros y lo que es mejor, sin que se reduzca de forma sustancial la movilidad de la calle. Contribuirá a ello, sin duda, la eliminación de 952 plazas de aparcamiento en superficie que serán sustituidas por 3.000 nuevas plazas subterráneas a lo largo de tres aparcamientos: uno entre las calles Hermanos Bécquer y Marqués de Villamejor, otro entre Ortega y Gasset y Hermosilla y el último entre Jorge Juan y la Puerta de Alcalá. El 25% de las nuevas plazas serán de rotación. Por último, el proyecto tampoco se olvida de las mejoras medioambientales con el incremento del arbolado en un 53%, pasando de  1.535 árboles en la actualidad a los 2.348 ejemplares tras la reforma.

Todas las actuaciones tendrán un coste de 106 millones de euros aunque no se notarán en el bolsillo de los madrileños pues serán financiadas con la explotación de los aparcamientos subterráneos. Antes de que se inicien las obras este verano, los madrileños podrán presentar sus sugerencias en el período de información pública abierto el pasado 4 de marzo. Vecinos que deberán soportar con resignación las molestias y a los que el propio alcalde ha pedido “disculpas” por adelantado.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic