inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
10/05/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Vecinos y clientes de un hotel, afectados por las molestias de una discoteca en Jorge Juan
Los ruidos, las voces e incluso los desperfectos en portales de la zona son las causas que justifican las continuas denuncias de los vecinos del entorno de las calles Lagasca, Jorge Juan y Claudio Coello. La Junta Municipal, a petición de los afectados, se compromete a realizar inspecciones y a abrir expedientes sancionadores si fuese necesario.

El fin de semana no es sinónimo de descanso y tranquilidad para varios vecinos del distrito. Más bien al contrario. Las noches de los jueves, viernes y sábados son desde hace años sinónimo de ruidos, gritos, música alta, claxon de coches e incluso actos de vandalismo. La causa, una dicoteca situada en la confluencia de las calles de Jorge Juan, Lagasca y Claudio  Coello, que cierra sus puertas a las 6 de la mañana.

Años de denuncias
La historia de este local viene de lejos y se remonta hasta finales de los años 80. Durante todos estos años, los vecinos del entorno se han rebelado contra su presencia. De hecho, las continuas mediciones acústicas que superan el límite establecido por la ley tienen como consecuencia el cierre del local, sin embargo, superada la sanción vuelve a abrir con nuevo nombre, pero con los mismos problemas del pasado.

Otro de los afectados es el Hotel Petit Palace Art Gallery ubicado frente a la polémica discoteca. El director del establecimiento ha confirmado a EL DISTRITO que las molestias “afectan a la operatividad del establecimiento porque nuestros clientes solicitan cambios de habitación e incluso es necesario ofrecerles compensaciones por los perjuicios causados”.  

Y lo peor no es la música y los ruidos de la salida, sino los altercados que acompañan a las aglomeraciones de jóvenes y al alcohol. Los desperfectos en los portales de las viviendas, el mobiliario urbano o la suciedad de la zona la mañana después de la fiesta son también más frecuentes de lo deseado.  
Respuesta municipal

La Junta Municipal del distrito, a petición de los afectados, ha tomado cartas en el asunto pues no amparan a los locales que incumplen la normativa y la licencia re-glamentaria. Por ello se comprometen a realizar inspecciones  con la Policía Municipal y a abrir expedientes sancionadores si fuese necesario. Mientras dure el proceso, los vecinos deben esperar y “convivir” con las molestias que ya se han convertido en parte de sus vidas cuando llega el fin de semana.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic