inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/02/2008 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los vecinos no quieren que una discoteca se instale en el número 3 de Núñez de Balboa
Temen las aglomeraciones de jóvenes, las molestias que generarían los clientes y el aumento del tráfico en una zona hoy por hoy residencial y tranquila que ya sufre aglomeraciones los fines de semana por la presencia de algunos locales de copas.

Dos de las discotecas con más nombre e historia de la noche madrileña, Pachá y Joy Eslava, han colgado el cartel de “se alquila”. Su propietario, Pedro Trapote, uno de los empresarios de ocio más importantes del país, las puso en el mercado hace meses aunque, por el momento, sin mucho éxito.

Desembarco en Núñez de Balboa
Sin embargo, los rumores no terminan aquí, para desgracia de los vecinos del distrito de Salamanca. Concretamente, en el mes de octubre ya saltó a la luz pública la intención de Trapote de trasladar Pachá al edificio que ocupa el nú-mero 3 de la calle Núñez de Balboa, aunque la noticia fue desmentida categóricamente por los responsables de la discoteca. Sin embargo, varios meses después, los rumores no se han acallado sino que han aumentado.

Por ello, los vecinos del entorno no han dudado en mostrarse contrarios ante la posibilidad de que una discoteca desembarque en Núñez de Balboa. Temen las aglomeraciones de jóvenes, las molestias que generarían los clientes y el aumento del tráfico en una zona hoy por hoy residencial y tranquila que ya sufre aglomeraciones los fines de semana por la presencia de algunos locales de copas. Además, las discotecas como Pachá suelen abrir con horario de tarde para los menores sin servir alcohol, aunque la experiencia confirma que suelen organizarse botellones en la calle donde los jóvenes consumen su propia bebida. Por ello, los vecinos alertan de que el Retiro, muy cerca de Núñez de Balboa, sería un buen refugio para estos botellones ilegales, degradando el parque y también su entorno.

Así lo han comunicado en los más de 500 escritos remitidos a la Junta Municipal del distrito, a la Gerencia de Urbanismo o a la Consejería de Medio Ambiente, donde solicitan que no se dé licencia a esta actividad en caso de que la solicitud se formalizase.

Postura oficial
Por su parte, la Junta Municipal del distrito, también está en contra de que Pachá o una nueva discoteca abra sus puertas en el bajo y el sótano del número 3 de Núñez de Balboa. Ya manifestó esta negativa en una consulta vinculante sobre esta posibilidad realizada por Trapote hace algunos meses. No en vano la Junta Municipal de Salamanca mantiene un control estricto de los locales de ocio del distrito y es muy sensible a las quejas vecinales por ruidos y molestias derivadas de su presencia.

Sin embargo, al empresario de la noche madrileña todavía le quedaría otra oportunidad: adquirir el edificio completo, propiedad del Patronato de la Universidad de Comillas en la actualidad, y adaptarlo a la normativa para instalar la discoteca en la zona baja y dedicar el resto a otras actividades. Un negocio más rentable, pues la capacidad del local sería mucho mayor. De ser este el camino elegido, las competencia para conceder la licencia de apertura sería de la Gerencia de Urbanismo, que todavía no se ha pronunciado al respecto.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic