inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/11/2016 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 votos
Los endocrinólogos del Hospital Quirónsalud San José aconsejan primar la calidad del alimento frente a la cantidad
Según la doctora Verónica Sánchez, en la mesa hay que apostar por el principio de la exquisitez, esto es, “disfrutar de la comida, no hacerla con prisas, masticar bien y saborear cada plato”

Dice el acervo popular que las prisas no son buenas consejeras. Y mucho menos cuando nos sentamos a la mesa, aunque el modo de vida actual no invite a  tomarnos cada gesto diario con la tranquilidad necesaria. Según la doctora Verónica Sánchez Rivas, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Quironsalud San José, a la hora de la comida debe primar el principio de la exquisitez. “Se trata de apostar por la calidad del alimento en lugar de hacerlo por la cantidad. Debemos disfrutar de la comida, no hacerla con prisas, tomarnos al menos 20 minutos, sentados, masticando bien los alimentos, saboreándolos”, explica la especialista, quien añade que se puede comer un poco de todo “cuidando la cantidad  y apegándonos a la ración recomendada de cada alimento”.

Entre esos alimentos aconsejables para tener un menú saludable están, lógicamente, los verdes, como lechuga, brócoli, espinacas o pepino. Como hay personas que no toleran bien ciertas verduras, como coliflor, coles de Bruselas, repollo, col u otras, la doctora Sánchez sugiere ingerir cocidas algunas, como calabacín, berenjena, calabaza, zanahoria o remolacha, y reducir la cantidad de vegetales crudos, como escarola, grelos, lechugas o espinacas. De igual manera, detaca el valor de las legumbres como fue de fibra, proteína y minerales. “A veces si se reduce su cantidad, se mejora la tolerancia. La legumbre triturada, es decir, en puré, siempre se tolera mejor y un buen recurso son las pastas de legumbre tipo hummus, siempre en pequeñas cantidades”.

Ejercicio físico como rutina diaria

La doctora Sánchez, que pertenece al Servicio de Endocrinología y Nutrición que dirige el doctor Esteban Jódar, sugiere igualmente que cualquier pauta en la alimentación se acompañe de ejercicio. “La actividad física debe formar parte de la rutina diaria. No todos los días disponemos del tiempo suficiente para ejercitarnos, pero es bueno intentarlo cuatro días a la semana, al menos durante 45 minutos, desde una caminata a paso ligero hasta paseos en bicicleta (ruta de asfalto o estática), ejercicios de tonificación, etc.”. Además, recalca, cada objetivo debe llevar un plan un plan específico de entrenamiento. “Tenemos que adaptar la actividad física al fin que pretendemos alcanzar: mantenernos en un peso estable, perder peso o aumentar nuestra fuerza y resistencia”.

La endocrinóloga del Hospital Quirónsalud San José subraya que la práctica deportiva es beneficiosa a cualquier hora –“Somos nosotros los que tenemos que buscar el momento más conveniente y que nos permita una regularidad dentro de nuestra rutina diaria o semanal”-, aunque justo después de las comidas principales no sea el mejor momento: “Lo que sí es aconsejable es tomar una merienda o tentempié una hora antes del ejercicio e hidratarse convenientemente durante y después del mismo”, concluye.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic