inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 18 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/04/2015 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   6 votos
Laberintos legales

Orientarse en la maraña de leyes que ordenan según que asuntos es a veces cosa de locos. Saber qué es el desvío de capitales (ahora tristemente tan de moda) o si finalmente podemos manifestarnos sin ser acusados de desorden público es tan difícil como evaluar si es legal la posesión de semillas CBD o si podemos pertenecer con tranquilidad a una asociación de usuarios de cannabis. Recientemente se ha absuelto en la Audiencia Provincial de Bizkaia a cinco miembros de una organización como esta de los delitos contra la salud pública e integración en grupo criminal. A los que sepan algo del tema les sorprenderá esta noticia, porque estos clubs de cannabis son legales en cada vez más Comunidades y Ayuntamientos de España. En este caso, el problema se ha soslayado cuando se ha considerado que la cantidad de cannabis incautado era compatible con “el consumo propio de los socios partícipes durante un semestre y que solo los socios participantes en el cultivo recibían la marihuana que les correspondía para su consumo propio”. Es decir, que no había “vocación de tráfico ni intención de favorecimiento, facilitación o promoción externa”.

Estos desajustes parecen lógicos tratándose de una sustancia tan sensible y de una laxitud normativa que todavía está en pañales. El paso de la venta ilegal a una distribución medida y controlada entre personas con una cierta cultura de consumo no va a ser fácil, sobre todo teniendo en cuenta que estas medidas no son aplicables a todo un país, ni a la totalidad de la Unión Europea, ni entre países de Latinoamérica. La OMS, como organismo supranacional, puede ser una brújula y hacer informes pero cada región, soberanamente y según su sistema legal, escogerá la mejor manera de ofrecer a sus ciudadanos una alternativa terapéutica, en el caso de la marihuana medicinal, una opción controlada y saludable de consumo lúdico, o un nuevo camino en la lucha contra el narcotráfico.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic