inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/04/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto
Carmen Pingarrón.
La osteoporosis, una enfermedad silenciosa y potencialmente mortal que se puede tratar
La doctora Carmen Pingarrón subraya que ocasiona más del 80% de las fracturas en mujeres mayores de 50 años

La osteoporosis es una alteración del esqueleto que ocasiona la disminución de la resistencia ósea y, consiguientemente, el aumento del riesgo de fracturas. O dicho de otro modo, la calidad del hueso se deteriora y aparecen las fracturas por fragilidad, que son las producidas por caídas o golpes. Estas representan más del 80% de las que sufren las mujeres mayores de 50 años, como pone de manifiesto la doctora Carmen Pingarrón Santofimia (@cpingarrons), especialista en oncología ginecológica que coordina uno de los equipos de Ginecología y Obstetricia del Hospital Quirónsalud San José. “El gran problema es que casi ninguna de las mujeres fracturadas tenía un diagnóstico de osteoporosis. Y las cifras son escalofriantes: el 20% de las pacientes que se rompen la cadera morirá durante el siguiente año como consecuencia directa de las fracturas (inmovilización, cirugía, etc.), y de las que sobreviven, la mitad quedará discapacitada de por vida”, abunda esta especialista.

De hecho, de las más de 100.000 fracturas por osteoporosis que se registran en España cada año, “ni siquiera la mitad estaban tratadas. La mayoría empieza a recibir tratamiento a raíz de haberse fracturado, es decir, muy tarde”, continúa la doctora Pingarrón.

Diagnóstico de la osteoporosis

Existen al menos dos formas destacadas para hacer un diagnóstico acertado de esta enfermedad. De un lado, la historia clínica y, de otro, la densitometría ósea. En la historia clínica, como detalla la doctora Pingarrón, se ha de preguntar a la paciente por la edad, si ha sufrido fracturas por fragilidad previas, la edad de la menopausia y si ha tenido tratamiento hormonal sustitutivo (factor protector), si hay antecedentes maternos de fractura de cadera, si fuma o bebe alcohol regularmente, si padece enfermedades como artritis reumatoide, hepatopatías, trastornos renales o alteraciones tiroideas,  si se medica contra la depresión, si toma corticoides o si sigue algún tratamiento para  el cáncer de mama (inhibidores de la aromatasa). “En los casos en que encontremos factores de riesgo podemos usar la segunda herramienta, la densitometría ósea de columna lumbar y de cadera. Una vez identificadas las pacientes de riesgo, sería ideal comenzar los tratamientos antes de que aparezcan las fracturas”, apunta.

Recomendaciones y tratamientos

Entre las primeras medidas a adoptar, lo primero es recomendar dietas ricas en calcio, vitamina D y omega 3 y practicar ejercicio aeróbico, además de eliminar todos los hábitos tóxicos. En cuanto a los fármacos, advierte la doctora Pingarrón, se deben elegir con sumo cuidado: “La osteoporosis tiene un tratamiento secuencial, es decir, para cada grupo de edad hay unos fármacos más adecuados que otros, teniendo en cuenta, además, que es una enfermedad que debemos cuidar durante décadas y que hay que ser muy cuidadoso y no agotar los recursos de cualquier manera”.

Se sabe que durante los 10 primeros años de la menopausia las mujeres perderán el 50% de su masa ósea. De ahí que, en esta década, según aconseja esta jefe de equipo del Hospital Quirónsalud San José, sea muy importante comenzar con un TSEC  o terapia hormonal sustitutiva, si además se tienen sofocos y otros síntomas; si no los padecen, se puede prescribir un SERM, raloxifeno, que solo actúa a nivel de columna lumbar, o bazedoxifeno, que además lo hace a nivel de cadera.

“Más adelante entrarían en juego los bifosfonatos, cuyo uso está limitado a cinco años por los riesgos secundarios que entraña ponerlos más tiempo. Denosumab puede ser usado en cualquier momento como opción válida  y también como alternativa a la finalización de los anteriores”, afirma la doctora Pingarrón, quien aclara que “debemos siempre monitorizar los niveles de vitamina D y acompañar prácticamente siempre nuestros tratamientos de esta vitamina y de calcio”.

“Es más fácil, barato y seguro evitar las fracturas con un sencillo tratamiento que afrontar todos los problemas y gastos que conllevan, pues, además, acaban con un gran porcentaje de pacientes inválidas y con una cifra nada despreciable de mortalidad”, concluye la doctora Pingarrón Santofimia.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic