inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 24 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/06/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   1 voto
Verdades y mentiras sobre el aumento de pene
El urólogo Javier Cambronero, del Hospital Quirónsalud San José, insiste en que un mayor tamaño no influye en la frecuencia y calidad de las relaciones íntimas

La mayoría de los pacientes que demandan un aumento del pene tiene un tamaño y una funcionalidad normales, aunque a ellos les parece que no, circunstancia que en psicopatología se denomina trastorno dismórfico corporal. En estos casos es muy cuestionable que requieran un tratamiento quirúrgico en lugar de uno psicológico. “Un error común es que estos varones hablan en general del tamaño de su pene en flacidez, cuando lo importante es conocerlo en erección. El tamaño normal de un pene flácido es de 7.6 – 13.0 cm de longitud y 8.5 – 10.5 cm de circunferencia. Con mucha frecuencia los penes de menor tamaño en flacidez alcanzan la misma dimensión en erección que los de mayor tamaño”, aclara el doctor Javier Cambronero, jefe de Servicio de Urología del Hospital Quirónsalud San José.

A su juicio, existe la falsa y demasiado extendida creencia de que “mayor es mejor” y de que esto aumentará la frecuencia y la calidad de las relaciones sexuales. “Así, a las consultas de urología nos llegan pacientes que no presentan una patología médica y sí insatisfacción con el aspecto de su miembro viril”, comenta. Por eso, continúa, es importante distinguir entre la cirugía que se practica en los casos de ‘micropene’, normalmente de origen congénito o secundario a amputación, en los que se requiere una cirugía reconstructiva por expertos en cirugía plástica y urología, y los casos que exigen una mejoría del aspecto de un pene de tamaño y forma casi normales.

 

Longitud visual

Según detalla el doctor Cambronero, “para aumentar la longitud visual del pene flácido contamos con varias técnicas, como la liposucción del pubis o la transposición de la bolsa escrotal. También podemos seccionar el ligamento suspensorio del pene, ganando 1-2 cm de longitud. En casos más severos es posible hacer colgajos cutáneos con más riesgo de deformidad. En general podemos aumentar el tamaño un 20% de su aspecto flácido; sin embargo, los resultados de aprobación no suelen ser altos, lo que traduce la complejidad del problema de estos pacientes. Los ‘extensores peneanos’, tras su uso durante un año, aumentan la longitud tanto en flacidez como en erección en casi 2 cm, con relativa buena satisfacción”.

 

Aumento del grosor

Por lo que respecta al grosor, para su aumento  se emplea habitualmente la inyección de grasa propia, con buen resultado, aunque pueden quedar nódulos o deformidades. Actualmente se desaconseja por completo la silicona. “No existe ninguna prótesis dada la complejidad de diseño para un órgano que cambia de tamaño frecuentemente. Para el aumento del glande el ácido hialurónico da buen resultado. El uso de colgajos dermograsos puede conseguir un aumento de 2-5 cm, aunque la tasa de complicaciones puede ser alta. En casos muy severos se puede aumentar el tamaño de los cuerpos cavernosos (corporoplastia) con venas propias o algún material sintético, añadiendo si es preciso una prótesis peneana inflable, aunque esto se suele reservar para reconstrucciones complejas”, profundiza el doctor Cambronero.

En resumen, con estas técnicas estéticas se consigue incrementar la longitud del pene 1-2 cm y el grosor 2,5 cm de media, lo que, en muchos casos, no supone una mejoría significativa de la calidad de vida o de la sexualidad. “No existen guías terapéuticas ni recomendaciones específicas por las sociedades científicas al respecto y hay que ser sumamente cuidadoso advirtiendo de las posibles complicaciones cosméticas o funcionales tras aplicar estos procedimientos. Es muy conveniente la apropiada valoración psicológica antes de decidir una cirugía”, concluye el jefe de Servicio de Urología del Hospital Quirónsalud San José.

 

El Hospital Quirónsalud San José, centro de excelencia materno-infantil

El Hospital Quirónsalud San José se ha convertido en centro de referencia en atención materno-infantil de la sanidad privada madrileña cuyo objetivo es la excelencia en la atención integral a los menores y a su entorno familiar. Cuenta con cirugía neonatal y pediátrica y con todas las especialidades pediátricas.

Gracias a los profundos cambios acometidos en los dos últimos años - innovación en los equipos médicos y quirúrgico, evolución de las técnicas de tratamiento, incorporación de las últimas tecnologías y modernización de sus instalaciones- hoy brinda una cartera de servicios que cubre la casi totalidad de las especialidades, con equipos de referencia, como en la Angiología y Cirugía Vascular, donde dispone de unos profesionales altamente cualificados que desarrollan técnicas avanzadas de cirugía mínimamente invasiva, para lo que se dispone de los últimos avances técnicos en medicina.

También cuenta con otras especialidades como Traumatología, Oftalmología, Urología, Dermatología, Endocrinología, Medicina Interna, Cardiología, entre otros, así como un Servicio de Ginecología y Obstetricia de referencia y una prestación puntera en Diagnóstico por la imagen.  

El Hospital Quironsalud San José ofrece una Atención de 24 horas en Urgencias pediátricas, ginecológicas y obstétricas.

 

Sobre Quirónsalud

Quirónsalud es el grupo hospitalario más importante de España y el tercero de Europa. Está presente en 13 comunidades autónomas, cuenta con la tecnología más avanzada y dispone de una oferta superior a 6.200 camas en más de 80 centros, como la Fundación Jiménez Díaz, Ruber, Hospital La Luz, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Teknon, Dexeus, Hospital Quirónsalud Barcelona, Policlínica de Gipuzkoa, etc., así como con un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional.

 

Trabajamos en la promoción de la docencia (siete de nuestros hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (contamos con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, único centro investigador privado acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).

 

Asimismo, nuestro servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros, y la traslación clínica de nuestras investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando más de 1.600 proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como cardiología, endocrinología, ginecología, neurología y oncología, entre otras.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic