inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 14 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/04/2010 - Maider Mayayo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El secuestro duró 7 días y los captores exigieron 30.000 euros a las familias.
Alarma en Las Rosas: detenidos los autores de un secuestro exprés por ajuste de cuentas
El plazo máximo para que la familia de los secuestrados pagara el rescate de 30.000 euros era el 5 de abril. La Policía los liberó el día 6.

 

El barrio de Las Rosas, y más concretamente la zona cercana al Estadio de la Peineta, fue escenario, hace unas semanas, de un hecho más propio de una serie policíaca que de la rutina de San Blas. En una de sus viviendas, cuya localización exacta no ha sido facilitada por la Guardia Civil, dos individuos permanecían secuestrados esperando el pago del rescate que les permitiera ser liberados. Y es que, tres sujetos, unos presuntos narcotraficantes de nacionalidad colombiana, los habían retenido a la fuerza debido a varias deudas contraídas por una partida de cocaína. 

El secuestro exprés -ya que duró 7 días- comenzó el pasado 29 de marzo cuando un hombre y una mujer -J.M.N., de 32 años y natural de Colombia y M.N.U.A., de 22, nacida en Guatemala- se desplazaban hasta Madrid con el objetivo de saldar la citada deuda contraída con sus suministradores. Al parecer, y según han informado fuentes de la Guardia Civil, esta pareja se dedicaba a la compra-venta de estupefacientes en Almería, provincia en la que residían. 

El día 30, los presuntos camellos, capturaban a sus dos clientes, obligándoles a permanecer en una vivienda situada en el barrio de Las Rosas, donde estuvieron retenidos siete largos días. Los captores exigían a las familias de los secuestrados, 30.000 euros que debían pagar antes del día 5 de abril. 

Fueron precisamente esos familiares los que alertaron a la Guardia Civil de lo sucedido para que comenzaran la investigación. Una investigación en la que resultaron cruciales las pruebas de vida que facilitaban los secuestradores, tales como conversaciones telefónicas o videoconferencias que los rehenes mantenían por Internet.

Liberados pero detenidos
La Guardia Civil consiguió por fin liberar, el pasado 6 de abril, a los dos secuestrados y, seguidamente, se produjo tanto la detención de estos (acusados de narcotráfico) como de  sus 3 captores (sobre los que pesan varios delitos de secuestro, extorsión y detención ilegal). La detención se llevó a cabo entre grandes medidas de seguridad para proteger a los secuestrados y a los vecinos de las viviendas colindantes.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic