inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/01/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Consejería de Educación desmiente la denuncia por mobbing en el IES Carlos III
Pasada la tempestad, desde el instituto aseguran que la acusación les ha hecho mucho daño y quieren dejar claro que el profesor de Religión del centro gozó en todo momento de un trato correcto.

Tras varias semanas de polémica, los técnicos de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid lo han confirmado: ni la Dirección ni el profesorado del IES Carlos III ejercían acoso de ningún tipo sobre el profesor que impartía la asignatura de Religión.

La alarma saltó a la luz pública hace varios días, cuando el docente en cuestión envió un e-mail al Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia en el que denunciaba una supuesta situación de mobbing que llevaba sufriendo desde que comenzó a impartir clases en el centro, hace ya 4 años. Entre las faltas señaladas en el comunicado, el sujeto argüía impedimentos en la matriculación de los alumnos, horarios imposibles e incluso denunció que se veía obligado a impartir su materia en la sala de fumadores o en los baños del centro. Con respecto a esto último, la Dirección del instituto se ha mostrado contundente asegurando que “es una acusación absurda que cae por su propio peso. Resulta imposible pensar que unos alumnos pueden estar recibiendo clase en un cuarto de baño que, para más inri es muy pequeño”. Lo único cierto de todo es que el actual departamento de Filosofía y Religión se ubica en una sala que fue baño hace ya varios años. Un hecho que nada tiene que ver con la denuncia del profesor. Con respecto al resto de las acusaciones, la Dirección del centro desconoce los motivos del docente. No obstante apuntan al descontento con los horarios como causa principal del conflicto.

Pasada la tempestad, desde el instituto aseguran que la acusación les ha hecho mucho daño y quieren dejar claro que el profesor de Religión gozó en todo momento de un trato correcto. “Incluso -aseguró la directora- recibió nuestro apoyo cuando más lo necesitaba. Por eso nos sorprendimos tanto al conocer la denuncia y por eso todo el equipo docente se ha unido para apoyarme en este duro trámite”.

Hasta el momento y, tras mantener una reunión con sus compañeros, el profesor permanece en paradero desconocido. Al parecer ha pedido la baja laboral y un sustituto se ha hecho cargo de los 8 alumnos que cursan Religión en el centro. 8 alumnos que cuentan con los mismos derechos que el resto.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic