inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/10/2014 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Vista aérea del Parque Olímpico.
Ver además...
El segundo polideportivo del distrito estará acabado la próxima primavera
La Peineta y el Centro Acuático, dos obras paralizadas y sin fecha de finalización
“La Peineta no se derrumba”, confirma el vicealcalde de Madrid
Definitivamente, La Peineta será el nuevo estadio del Atlético de Madrid
¿Un cementerio de atléticos en La Peineta?
La Peineta puede que tarde en llenarse de ‘atléticos’
Luz verde a la reforma de la 'Peineta'
El Ayuntamiento promete unos mejores accesos a La Peineta, pero los vecinos desconfían
Un paso más para el traslado del Vicente Calderón a La Peineta
El acceso a La Peineta se denominará avenida de Luis Aragonés
Un año de retraso en el fin de obras de La Peineta
El Parque Olímpico de Madrid se reinventa
La Junta de Gobierno aprueba la nueva configuración de 1.228.654 m2, situados entre las avenidas de Luis Aragonés y de Arcentales, y la M-40

“Tras dejar atrás las candidaturas olímpicas, Madrid tiene que mirar adelante y dibujar nuevas soluciones y usos; lo hace creando ciudad verde y sostenible a partir de los terrenos hasta ahora destinados a Parque Olímpico”. Así ha enunciado la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la nueva configuración que se ha previsto para esos terrenos de 1.228.654 metros cuadrados de superficie, situados entre las avenidas de Luis Aragonés y de Arcentales, y la M-40. Allí surgirá un gran espacio dotacional polivalente, un corredor ambiental, una sucesión de nuevas zonas verdes conectadas entre sí, y nuevos viarios peatonales, ciclistas y rodados que mejorarán el tejido urbano de los barrios de San Blas-Canillejas. La nueva configuración ha sido aprobada inicialmente esta mañana por la Junta de Gobierno a través de una modificación puntual del Plan General.

El documento urbanístico plantea una ordenación que gravita sobre el eje constituido por las avenidas de Luis Aragonés y Arcentales, y que se configura como un gran salón urbano donde el componente paisajístico deberá estar presente en la solución final. Alrededor de este corredor urbano se desarrollarán proyectos de urbanización que darán continuidad a las tramas urbanas de los bordes del ámbito, mejorarán la comunicación entre los barrios de Canillejas y Las Rosas, y conectarán los sistemas de espacios libres y zonas verdes existentes. También habrán de canalizar los grandes flujos de personas que previsiblemente se producirán como consecuencia de la puesta en funcionamiento del nuevo estadio de fútbol del Atlético de Madrid y del resto de los equipamientos a implantar en este ámbito.
 
Madrid en verde
 
Se proyectan seis zonas verdes que sumarán 300.527 m2. Estarán conectadas entre sí y permitirán extender hacia el Norte y el Sur, más allá de la plaza de Grecia, el corredor ambiental previsto en la revisión del Plan General sobre la avenida de Arcentales. Ana Botella ha destacado la creación de estos nuevos espacios. “Si hay algo que los madrileños aprecian –ha dicho– son las zonas verdes, porque sin duda suponen un factor muy ligado al incremento de la calidad de vida”.
 
La primera de ellas se situará en el extremo norte del ámbito, en el inicio del paseo de la Alameda de Osuna, y ampliará el parque metropolitano del mismo nombre con una superficie de 4.067 m2.
 
La segunda, situada un poco más abajo, está junto al barrio de Canillejas. Se corresponde con la zona de acogida norte del anterior proyecto olímpico y contará con algo más de 44.131 m2 de superficie.
Hacia el centro del ámbito, junto a la plataforma del centro acuático, se sitúa la tercera zona verde con una superficie de 45.573 m2, que incluye un corredor de 35 metros de anchura paralelo a la avenida de Luis Aragonés, y que funcionará como un parque lineal que conectará entre sí los otros parques y áreas estanciales del ámbito, y contribuirá a formar un corredor ambiental junto con la plaza de Grecia y la avenida de Arcentales.
 
Hacia el centro del ámbito y junto al estadio de La Peineta, se abrirá una cuarta zona verde con carácter de parque urbano con una extensión de 97.576 m2, que mejorará el tejido urbano en esta parte de la ciudad y facilitará la conexión con el resto de zonas verdes del conjunto.
 
Al final de la avenida de Arcentales, al sur del ámbito, el corredor verde se ensancha hasta su encuentro con la M-40, con sendas zonas verdes que suman una superficie de 109.180 m2 y que sirven de protección frente a la citada autovía.
 
De esta forma, los vecinos dispondrán de corredores verdes continuos para el ocio, estancia y paseo, que acompañará al resto de dotaciones del conjunto.
 
Equipamientos al servicio de la ciudad
 
En total se reservan 545.805 m2 de suelo para equipamientos. El estadio de La Peineta es uno de ellos y el resto se configurará de acuerdo con las necesidades o demandas que se manifiesten en la ciudad.
 
En el estadio, situado sobre la primera de las plataformas del proyecto olímpico, se ejecutan actualmente las obras de remodelación para acoger el nuevo estadio del Atlético de Madrid, que quedará unido funcionalmente al resto del ámbito, formando una extensa área de equipamientos.
Esta instalación se completa con un aparcamiento disuasorio, próximo al acceso de la L7 de Metro, a la dársena de autobuses de la avenida de Arcentales, de nueva creación, y junto a la M-40.
En cuanto a la plataforma inicialmente destinada a centro acuático, se reduce con la apertura de un viario interior, resultando una parcela independiente destinada a equipamiento singular con una edificabilidad de 120.000 m2, pendiente de desarrollo ulterior.
 
Por otra parte, y en la parcela correspondiente a la tercera de las plataformas del proyecto olímpico (inicialmente prevista para al pabellón olímpico), queda calificada como equipamiento singular, también pendiente de desarrollo ulterior.
 
Por último, al sur, se contempla la instalación de una estación de suministro de combustible y de un punto limpio.
La edificabilidad total en el ámbito es de 429.850 m2, la misma que la que se define en la ordenación del Plan Especial vigente.
 
Movilidad sostenible
La nueva ordenación y disposición de usos dotacionales es coherente con el Plan de Ajuste del Ayuntamiento de Madrid 2014-2023. Para ello se prevé optimizar todos los recursos existentes y se aprovecharán al máximo posible las actuaciones llevadas a cabo en el pasado, como redes de drenaje, estabilización de suelos, canalización de alumbrado, desvío de servicios, etc. Este enfoque permite una alta economía de urbanización y de costes de conservación y mantenimiento.
La alcaldesa ha desatacado que “este espacio está ordenado desde un compromiso firme con la movilidad sostenible, facilitando el empleo del transporte público y el uso de la bicicleta”. Dado que el ámbito cuenta con un carril bici casi totalmente construido y en servicio, éste quedará cualificado y reforzado con la nueva configuración de zonas verdes paralelas al mismo y la creación de áreas de estacionamiento específicas para bicicletas.
También se ampliará y mejorará la red de recorridos peatonales existentes que enlazará los futuros equipamientos desde el exterior del ámbito y desde las estaciones de metro y las paradas de autobús. La reconfiguración de las áreas verdes interiores que se conectarán con las existentes en el perímetro, incentivarán el caminar a pié a través de paseos arbolados conectados con el parque de Juan Carlos.
El proyecto olímpico
La ordenación actual del ámbito estaba orientada, básicamente, a dar una respuesta a las demandas específicas que se derivaban de la candidatura olímpica del año 2020. La ordenación resultante, en consecuencia, se organizaba a partir de tres grandes plataformas que acogían otros tantos grandes equipamientos (estadio, piscinas y pabellón). En torno a ellas, se disponían el resto de los espacios. Al Norte, Oeste y Sur se situaban tres grandes áreas de acogida que permitían canalizar los flujos de personas. Al oeste, una gran zona de aparcamiento para automóviles y autobuses permitía la ejecución de la dotación necesaria a las instalaciones citadas.

Se completaba la ordenación con un viario distribuidor de gran capacidad que discurría por el borde oriental, paralelo a la M-40, y que, en conjunto con la avenida de Arcentales y la actual de Luis Aragonés, configuraban un gran anillo de circulación que rodeaba las instalaciones y permitía el acceso a las mismas.

“Se trata, en definitiva, –ha resumido Ana Botella- de una decisión que, sin duda, va a mejorar la ciudad y que mira al futuro para potenciar un desarrollo basado en la sostenibilidad, el equilibrio y la competitividad”.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic