inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 16 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/11/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Quedó ciego tras 17 meses de espera por una revisión
La familia del paciente emprenderá acciones legales por lo ocurrido a través de los servicios jurídicos de El defensor del Paciente.

Prácticamente ciego. Así es como se ha quedado José Luis Felipe, un vecino de San Blas, a sus 79 años de edad como consecuencia, según asegura su familia, de una negligencia médica.

Al parecer, el hombre llevaba varios meses esperando por una revisión oftalmológica periódica necesaria debido a su delicada visión, pero cuando por fin entró en consulta ya era demasiado tarde.

José Luis perdió la vista del ojo derecho en 1999 por una degeneración macular. Una situación que se agravó en agosto de 2003 cuando un infarto cerebral le afectó también la visión del ojo izquierdo. Tras acudir al Hospital Ramón y Cajal, un oftalmólogo aconsejó al paciente acudir a revisiones cada seis meses, aduciendo que su membrana le podía ocasionar una hemorragia que degeneraría en una casi completa ceguera. Revisiones a las que José Luis estuvo acudiendo puntualmente hasta junio de 2006. Según ha denunciado el Defensor del Paciente, ese mismo día y desoyendo las órdenes del médico, el mencionado hospital le citó nuevamente en noviembre de 2007 (17 meses después) y la espera pasó factura. Los problemas comenzaron el pasado mes de abril cuando, José Luis comenzó a perder visión. Tras acudir a una clínica privada, confirmaron que el paciente había sufrido una hemorragia en su ojo izquierdo  y como consecuencia le remitieron a su hospital de referencia -el Ramón y Cajal-, donde le dieron cita para el 7 de mayo. Había pasado “demasiado tiempo”, les aseguró una doctora. Pese a esto, la hija de José Luis no se rindió y consiguió el traslado hospitalario a La Paz, aunque las noticias no fueron buenas: la hemorragia había cicatrizado en mitad del ojo, por lo que la visión central era irrecuperable. Secuelas irreversibles que el Defensor del Paciente achaca “al vergonzoso problema de las listas de espera”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic