inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/02/2016 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Asociaciones vecinales piden a Cifuentes que rectifique y realice las obras de la línea 1 de metro por fases y en verano
La clausura de 25 estaciones de la 1 generará la saturación de otras líneas, más atascos y contaminación atmosférica

Con 233.000 viajeros diarios en 2015, la 1 es la segunda línea de Metro de Madrid en volumen de usuarios. Por eso, su cierre completo durante cuatro meses por obras de modernización, anunciado la semana pasada por el Gobierno regional, supondrá un grave perjuicio para decenas de barrios, especialmente para aquellos situados en Tetuán, Puente y Villa de Vallecas. La Línea 1 es la única que da servicio a los distritos vallecanos, conectándolos con el centro, y lo mismo sucede con la parte más poblada de Tetuán, el entorno de la calle Bravo Murillo. Con su cierre, algunas zonas como Numancia, Portazgo o Valdeacederas o Berruguete, que carecen de estación de Cercanías y tienen un servicio de autobuses deficiente, se quedarán literalmente aisladas.

Las asociaciones vecinales de los distritos afectados, con la FRAVM a la cabeza, son perfectamente conscientes de la necesidad de remodelación de la línea más antigua del suburbano, pero no comprenden por qué, de manera unilateral, la Comunidad de Madrid ha decidido acometer las obras en una única fase y durante meses que presentan una actividad elevada. Recordemos que Cifuentes ha anunciado que 25 estaciones de las 33 estaciones de la línea azul permanecerán clausuradas desde el 21 de mayo al 30 de septiembre con motivo de las trabajos.

No dudamos de que hacerlo de esta manera supone un cierto ahorro de tiempo y de dinero, pero es preferible pagar algo más con objeto de evitar no solo un enorme trastorno a decenas de miles de ciudadanos sino notables problemas de movilidad. Los distritos citados se quedarán sin su principal medio de transporte de gran capacidad, algo que generará sin duda un incremento importante del tráfico rodado en superficie y, consecuentemente, mayores atascos y más contaminación atmosférica. El transporte público alternativo que ha propuesto la Comunidad, una línea de autobuses con el mismo recorrido y frecuencia de paso que el suburbano, además de resultar insuficiente para absorber la actual demanda, contribuirá a colapsar más aún la circulación, especialmente en nudos como el acceso a la M-30 desde la avenida de la Albufera.

“Para que el cierre de la Línea 1 de Metro no suponga un grave perjuicio a los ciudadanos del distrito, sería necesario además el reforzamiento de la línea de tren de Cercanías a su paso por Vallecas, El Pozo y Entrevías con destino Atocha. Además, habría que disponer de más autobuses en todas las líneas de la EMT que permiten salir de Vallecas hacia Madrid”, sostiene la AV Madrid Sur. En el otro extremo de la ciudad, la AV La Solidaridad de Cuatro Caminos Tetuán demanda igualmente un refuerzo en el servicio de autobuses de los hospitales La Paz y Ramón y Cajal, ya que “muchos vecinos, sobre todo personas mayores, usan a diario el metro para llegar hasta Plaza de Castilla y de allí hasta Begoña, desde donde acceden a los centros sanitarios.”

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid, en nombre de las entidades de los barrios afectados por el cierre, demanda a Cristina Cifuentes que rectifique su plan actual de mejora de la Línea 1 con objeto de que lo acometa en pequeños tramos y durante los meses de verano, cuando la afluencia de viajeros es menor. No es algo nuevo: de hecho, las grandes obras de acondicionamiento de la red del suburbano se realizan habitualmente de esta manera, logrando con ello las mínimas molestias en la ciudadanía.

Por otro lado, la FRAVM hace un llamamiento al Gobierno regional y al Ayuntamiento de la capital para que, en el marco del Consorcio Regional de Transportes, se sienten cuanto antes a dialogar con objeto de acordar, de manera consensuada, el plan de mejora de nuestra querida línea 1 así como las medidas que atenúen el cierre de sus estaciones. Además, la Federación ciudadana espera que la Comunidad aproveche la clausura de la línea para habilitar ascensores u otras mejoras de accesibilidad para personas con movilidad reducida en las estaciones más antiguas. En Tetuán, únicamente dos paradas de seis, Cuatro Caminos y Plaza de Castilla, disponen de ascensor. Y lo mismo sucede en Puente de Vallecas: “solo dos de las seis estaciones, Alto del Arenal y Miguel Hernández,tienen ascensores, a pesar de que somos el distrito de la capital con mayor número de personas con discapacidad”, recuerda la AV de Puente de Vallecas. Este hecho responde a que la zona concentra numerosos recursos para estos vecinos, como el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física o la Residencia y Centro de Día para personas con Discapacidad Medinaceli.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic