inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 20 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/05/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Rafael Enríquez dirige la investigación.
Primer ensayo clínico mundial con terapia génetica para la porfiria aguda en el 12 de Octubre
La investigación pretende conseguir un tratamiento capaz de reparar el defecto genético que provoca la aparición de la enfermedad.

El Laboratorio de Porfirias del Área de Enfermedades Raras y de Base Genética del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12 participa en el primer ensayo clínico mundial en fase I de terapia génica probado en pacientes para tratar la porfiria aguda intermitente, enfermedad que puede provocar importantes daños neurológicos e incluso requerir trasplante hepático.

En la actualidad, algunos medicamentos controlan sus síntomas, pero no existe un tratamiento específico que combata el origen de la patología. De ahí la importancia de este ensayo, ya que se basa en el uso de la terapia génica como una posible vía para reparar el defecto genético, es decir, la causa que provoca su aparición.

El novedoso producto en estudio utilizado consiste en administrar al hígado del paciente un gen corregido, utilizando como vehículo un vector o virus artificial, conocido como vector RAAV2/5-PBGD. Este último funciona a modo de transportador, ya que el gen por sí solo no es capaz de entrar en la célula y necesita ayuda de un tercero. A su vez, el gen debe acoplarse en el hígado para que este órgano comience a fabricar una enzima necesaria para el metabolismo de las personas que fabrica o sintetiza hemo, componente de la hemoglobina. En las porfirias este proceso se encuentra afectado.

El ensayo pretende evaluar la seguridad de este producto y paralelamente valorar su eficacia. Para ello, se han seleccionado ocho pacientes con enfermedad muy inestable y difícil de controlar que han sido sometidos a un estudio observacional durante un año, con controles de los síntomas cada dos meses. El grupo ha sido dividido en cuatro subgrupos de dos pacientes cada uno, recibiendo cada pareja una dosis incrementada de forma gradual desde una cantidad más baja en la primera, hasta una elevada en la última.

Consorcio europeo

El estudio se enmarca en el consorcio europeo AIPGEN y en él tambiénparticipan la Clínica Universitaria de Navarra, el Centro de Investigación MédicaAplicada –CIMA-, la empresa holandesa uniQure, dos centros de investigaciónde Alemania y Suecia –National Center for Tumor Disease y Karolinska University Hospital-, así como Digna Biotech, promotor del estudio, que ha podido realizarse gracias a la financiación obtenida de la Comisión Europea para todos los socios del consorcio participante.

Las porfirias surgen por una mutación genética que da lugar a un funcionamiento anormal del hígado. Como consecuencia de ello, este órgano fabrica componentes tóxicos que no son asimilados por el organismo y provocan el inicio de la enfermedad. Su fase más aguda e intermitente, que se expresa en aproximadamente el 20 por ciento de las personas que la padecen, se manifiesta en forma de crisis agudas, con dolor abdominal como síntoma inicial, pero que puede evolucionar hacia situaciones más graves y comprometidas.

Aproximadamente una de cada 10.000 personas tiene el gen que provoca la porfiria, pero no todas las desarrollan. Se estima que la tasa real de afectados se sitúa en uno por cada millón de habitantes.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic