inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 21 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
07/02/2008 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La primera línea exprés de la EMT une Usera y Atocha

La primera línea exprés de la EMT une la Plaza Elíptica, en el distrito de Usera, con Atocha. Desde el pasado 19 de enero, recorrer ese trayecto sólo lleva 15 minutos. La Empresa Municipal de Transportes enmarca este nuevo servicio dentro de un plan de renovación para el periodo 2007-2011. La E-1 materializa la decisión del Consorcio Regional de Transportes de trasladar las cabeceras de las líneas interurbanas 441, 442, 443, 444 y 446 -que accedían a Madrid por la carretera de Toledo- al intercambiador de Plaza Elíptica. Según el delegado de Movilidad, Pedro Calvo, que asistió a la presentación de la línea en Atocha el pasado 18 de enero -la víspera de su entrada en funcionamiento-, incorpora nuevos conceptos de transporte urbano. “Su característica principal ha de ser su alto nivel de integración entre modos y líneas”, logrando así “un ahorro de tiempo para los usuarios en sus desplazamientos”, explicó Calvo.

Conexión rápida de superficie
La recién inaugurada E-1 -también denominada línea lanzadera- efectúa menos paradas y circula por vías de alta capacidad que garantizan la rapidez y frecuencia del servicio. Inaugura así una fórmula de movilidad urbana concebida para conectar estaciones intermodales mediante transporte de superficie que cubre extensos recorridos de manera ágil y rápida. De aquí a 2011 vendrá otra decena de líneas que conectarán los intercambiadores periféricos con otros situados dentro de la almendra central.

Reducir el tráfico privado
El nuevo servicio facilita la accesibilidad entre los distritos exteriores de la M-30, así como el acceso a los intercambiadores desde los nuevos aparcamientos de disuasión creados para evitar el uso de vehículo privado, al tiempo que evitará la entrada de cientos de autobuses interurbanos hasta el centro de la capital.

Se calcula que unos 7.000 viajeros usarán a diario esta línea, que viene a complementar el resto de la red convencional y cubre la demanda surgida a raíz de los nuevos intercambiadores y áreas intermodales de transporte en puntos periféricos, instalados con el fin de disuadir del uso de transporte privado.

El horario de funcionamiento será de 5.45 a 23.45 horas, con idéntico sistema tarifario al resto de los autobuses. La E-1 sale de Plaza Elíptica y recorre los 4,5 kilometros de ida con tres paradas hasta Atocha. A la inversa realiza 4,9 kilómetros con cuatro paradas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic