inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 15 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/11/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
PSOE, IU y las asociaciones de vecinos no dan tregua al PP

Los comienzos de legislatura no están siendo en absoluto plácidos para el equipo de Gobierno de la Junta Municipal de Usera. A pesar de su contundente reválida electoral, el Grupo Municipal Popular ha sido el blanco de las protestas de colectivos vecinales y grupos políticos de la oposición desde el primer momento, al juzgar que Ayuntamiento y Comunidad dispensan a Usera una desatención crónica. Por ejemplo, el pasado 18 de octubre la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos del distrito convocó una ‘cacerolada’ a las puertas de la Junta Municipal -coincidiendo con el Pleno de Constitución de la Junta- para protestar por “las promesas incumplidas del PP en el distrito”. Consideran que los desequilibrios socioeconómicos se están acentuando, sumiendo a Usera en un abandono creciente y convirtiendo a sus residentes en “ciudadanos de segunda”, y afirman que Gallardón sólo ha cumplido el 35% de las medidas especiales que prometió para corregir estas deficiencias.

Por su parte, el pasado 21 de octubre la portavoz socialista de Educación en el Ayuntamiento, la concejala Ana de Sande, quien además es portavoz del Grupo Municipal Socialista en la Junta de Usera, denunció que el retraso en las obras ha provocado que las dos escuelas infantiles que se estaban construyendo desde el año 2006 en Usera y Fuencarral-El Pardo, cuya terminación estaba prevista para el año que viene, pospongan su apertura hasta 2009. Y advierte que, de continuar con este ritmo, “es imposible que el Gobierno municipal cumpla con su compromiso de construir 40 nuevas escuelas infantiles en Madrid en este mandato”.

Por último, IU acusó el pasado 31 de octubre al Gobierno de Gallardón de dejar sin biblioteca al barrio de Orcasur por una “torpeza” de gestión: según el grupo, el Ayuntamiento eligió el terreno y presupuestó la construcción de este equipamiento sin percatarse de que la parcela elegida no era de su propiedad. En consecuencia, ha tenido que suprimir la partida para el año que viene -se trataba de una asignación plurianual que llegaba hasta 2009- destinada a la biblioteca en tanto que encuentran nuevo emplazamiento, por lo que parece seguro que falta aún bastante tiempo hasta que los vecinos puedan disfrutarla.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic