inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 23 de febrero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/04/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Simancas, Sebastián y Caldera protagonizaron un mitin en Orcasitas para pedir el ‘triplete’
Quieren el ‘triplete’: lograr el gobierno de la Nación, de la Comunidad y del Ayuntamiento. Es la meta que congregó a los tres líderes socialistas en este barrio de Usera para censurar los defectos de los gobiernos regional y local, y para lanzar sus propuestas electorales.

Hacer un llamamiento a la participación para conseguir el gobierno en las tres administraciones. Este es el motivo que el pasado 1 de abril llevó a Orcasitas a los candidatos del PSOE a la Presidencia regional y a la Alcaldía de la capital, Rafael Simancas y Miguel Sebastián, que estuvieron acompañados por el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera. Los tres fueron protagonistas de un mitin al que asistieron unas 300 personas.

Un tranvía para Usera
El candidato a la Alcaldía abrió el acto afirmando que a partir del lunes 2 de abril, al Gobierno de Gallardón “le quedarán 55 días, pero no en Pekín”, en alusión al título cinematográfico. Anunció que llevará la paridad al Ayuntamiento, y que una línea del tranvía que planea unirá Villaverde, Usera, Latina y Carabanchel. Asimismo, puso a Usera como ejemplo del “olvido continuo del PP”.

Aliado de la vivienda protegida
Simancas, por su parte, comenzó su intervención lamentando el ataque sufrido por la sede del PSOE en Alcobendas, y centró sus críticas en la política de vivienda de Aguirre, acusándola de que sólo haya entregado 300 viviendas protegidas de las 70.000 que había prometido construir. El candidato socialista prometió una nueva Ley del Suelo, con el objetivo de construir 108.000 viviendas protegidas que costarán unos 100.000 euros y 40.000 de alquiler a 300 euros mensuales. “Mi gobierno será el azote de la especulación y el aliado de la vivienda protegida”, afirmó Simancas, quien también censuró la política sanitaria, denunciando el colapso hospitalario y los problemas en atención primaria y en los itinerarios terapéuticos en los centros de especialidad, y garantizó si gana una sanidad pública de calidad, que mejore la atención primaria. Concluyó lamentando el deterioro de la educación en Usera, con una elevada tasa de fracaso escolar y centros “que se caen a trozos”.

Un cambio “indispensable”
Caldera cerró el evento volviendo a apelar a la movilización para lograr un “indispensable” cambio de gobierno en Comunidad y Ayuntamiento. Alabó el compromiso y cercanía de Sebastián con los vecinos, y los valores “indispensables” que representa Simancas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic