inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 23 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/05/2009 - Maider Mayayo Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Viviendas de Orcasitas que van a ser remodeladas.
Tras 11 años de lucha vecinal, la remodelación del Barrio de Orcasur es una realidad
Las obras comenzaron el pasado agosto, y según el IVIMA acabarán en el primer trimestre de 2010. A día de hoy, ya se han realizado el 30% de las obras, que según los vecinos se traduce en “dos o tres bloques de viviendas”. Por ello, consideran que se están realizando “lentamente”.

El movimiento vecinal ha ganado en el Barrio de Orcasur, tras once años de idas y venidas, a instituciones que les daban constantemente la espalda. Las diferentes asociaciones vecinales han logrado que por fin el IVIMA decida acometer la remodelación, tanto en el Barrio de Orcasur como en la Colonia Ferrando. La historia viene de lejos cuando, allá por los años 80,  los vecinos accedieron a las viviendas, y estas “ya presentaban “muchos defectos de construcción”, ha contado a EL DISTRITO, Antonio Merchán, presidente de la Asociación de  Vecinos Grupo Martes de Orcasur. De este modo, estos vecinos presentaron una denuncia  en la gerencia de urbanismo, antes de que les vendieran las viviendas, donde exponían la situación de estas, y además una queja al Defensor del Pueblo. Así, consiguieron que esta institución les diera la razón y que realizara una serie de estudios para confirmar estos defectos. De esta manera según Merchán, “fue cuando el IVIMA empezó a evaluar el proyecto que actualmente se está realizando. Creemos que lo más importante que hemos conseguido los vecinos es que el propio IVIMA pague la reparación de las viviendas”. 

Un extenso proyecto
El proyecto de remodelación del Barrio de Orcasur y la Colonia Ferrando alberga un presupuesto de 4 millones de euros, aunque “los vecinos esperaban más”, asegura Merchán. Según el gerente del IVIMA, en la reunión que mantuvo con los asociaciones de vecinos del barrio y el concejal del distrito, Jesús Moreno, dijo que se trataba de “reponer los materiales defectuosos y degradados para que no vuelvan a ocurrir estos deterioros, ya que es la tercera vez que se reponen”. Este proyecto incluye el arreglo de grietas y fisuras en la fachada de las viviendas y las humedades en bajos, portales o sótanos, así como los desniveles del suelo o los peldaños de escaleras deteriorados. Los vecinos, aunque contentos por haber conseguido que se lleve a cabo por fin esta reestructuración, consideran que la empresa “no lo está haciendo muy bien y que está realizando las obras lentamente”, ha explicado a este periódico Luis Ceballos, vocal de la Asociación de Vecinos Orcasur. 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic