inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 25 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/10/2008 - Elisabet Martínez Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
En imagen. un soleado día en Ausburgo.
Ausburgo
La ciudad del Renacimiento, con la indeleble huella de Fugger.

Ausburgo es la ciudad más antigua de Baviera. Durante los siglos XV y XVI alcanzó su esplendor económico gracias a los negocios comerciales de algunas poderosas familias como los Fugger y los Welter. Aún hoy, el centro histórico refleja ese glorioso pasado. Pasear por él visitando los edificios de mayor interés es lo más recomendable. En la calle principal de Maximilianstrasse se puede admirar el Palacio Schaezler, con su famoso Salón Rococó, el Ayuntamiento Renacentista, con su Salón Dorado, y la torre Perlachturn, así como también la Catedral, con sus curiosas ‘ventanas de los profetas’.

Antes de abandonar esta calle, en el número 18, se encuentra la Confitería/Cafetería Dichtl, a la que merece la pena entrar. Es la más célebre de la ciudad por su extenso surtido de exquisitas tartas y bombones. Es relajante tomarse en ella un café o un té, al son de la música clásica que interpreta un trío de bellas damiselas ataviadas de época.

Arte y cultura
Ausburgo tiene mucho que ofrecer artística y culturalmente hablando. Siguiendo las huellas del pasado, el visitante puede descubrir sus vestigios en el Museo Romano, el Museo de Maximiliano (historia de la ciudad) y el de Fuggerei, así como conocer la casa de Bertold Brecht o la de Mozart (el padre de Wolfgang Amadeus). Otro curioso museo, ideal para las familias, es el de su famoso teatro de marionetas Augsburger Puppenkiste. La Sinagoga y el Museo Judío, junto con el Centro de Arte Contemporáneo, en el Palacio de Cristal, son otros interesantes lugares dignos de visitar. La ciudad cuenta, además, con tradicionales festivales y conciertos como los Días de Cabaret, en febrero y marzo; el Verano de Jazz, en julio y agosto; y el Festival de Mozart y la Mozartiade, una serie de conciertos en palacios, así como el teatro al aire libre más grande del sur de Alemania con 2.500 plazas.

La Fuggerei, el Barrio de los Pobres
Una de las visitas imperdible en Ausburgo es a Fuggerei, la colonia social más antigua del mundo. Una ciudad dentro de otra ciudad, fundada en 1.521 por Jacob Fugger, ‘el Rico’, para ciudadanos necesitados. La componen 140 viviendas que comprenden las 67 casas en las que, actualmente, aún viven 150 personas. El alquiler anual de una vivienda asciende hoy a 0,88 euros. Es impactante observar este núcleo urbano independiente, es decir, cerrado, con sus ocho callejuelas y siete portalones, así como su propia iglesia, la escuela  y las murallas. Una de las casas se ha convertido en Museo (prototipo de las antiguas viviendas, con su mobiliario original), en cuyo interior se puede apreciar perfectamente el estilo de vida de sus habitantes en aquella época. 

Los números góticos que se indican en cada casa datan de su fundación y es la primera numeración que existió en la ciudad. Asimismo, los tiradores de las campanillas en las entradas de las casas presentan una forma individual, supuestamente intencionada, para que los habitantes pudieran ‘palpar’ de noche la entrada correcta en unas calles sin iluminación (hoy, todas están iluminadas con el último alumbrado de gas existente en Ausburgo). El concepto de la Fuggerei es ejemplar. No sólo como modelo arquitectónico. Lo revolucionario es que Fugger evitó no sólo que los más necesitados se convirtieran en mendigos, sino que los impulsó a la autoayuda adelantándose al reformista Lutero. Cada uno de los residentes se siente dueño y señor de la casa que habita. Si vas a Ausburgo, no dejes de visitar la Fuggerei. ¡Te sorprenderá!

www.franciscogavilan.net.
Más info: Oficina.Alemana de Turismo, c/ San Agustín, 2-1ª. 28014 Madrid. Tel. 91.4293551.
infoalemania@d-z-t.com. www.alemania-turismo.com

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic