inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 18 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/03/2010 - Francisco Gavilán Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El Salvador
Un pequeño país con un gran atractivo.

 

El Salvador ocupa por primera vez, hasta 2011, un puesto en el Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de Turismo (OMT). Una prueba más del auge que el turismo ha tomado en este país. Sólo descender del avión, el viajero se topa ya con un flamante aeropuerto desde el que se traslada por una moderna autopista hasta San Salvador, su capital, que es el centro neurálgico donde se genera una actividad inusitada. Las inversiones extranjeras y su economía dolarizada -una de las más estables de la región- hacen que El Salvador ofrezca una imagen mucho más moderna de lo que el visitante pudiera imaginar. La reciente Feria Internacional de Turismo de Centroamérica (CATM09), de la que este país fue el anfitrión, dio buena cuenta de ello.

Pero, ¡cuidado!, el moderno dinamismo salvadoreño no está reñido con su historia, su cultura, y sus orígenes. Ambos aspectos -lo viejo y lo nuevo- conforman una perfecta simbiosis digna de ser imitada. Así, el viajero también tiene la oportunidad de conocer sus tradiciones, adentrarse en su irrepetible naturaleza, o sumergirse en sus cálidas aguas, según sean sus preferencias...
 
Joya del Cerén y la emoción de explorar la Naturaleza salvadoreña
Para contemplar un antiguo pueblo maya no hay que perderse Joya de Cerén, lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Como la antigua Pompeya, esta población fue víctima de una explosión volcánica. Asimismo, la ruinas de Tamuzal, a 75 Km. al NO. del país, es otra joya arqueológica digna de una visita. Presenta vestigios de una villa de 5.000 años a.C. En su área se encuentra una pirámide de 23 m. de altura donde las víctimas eran quemadas. Pocos países pueden presumir de poseer un patrimonio natural tan diverso y accesible como El Salvador. Diverso, porque en su territorio se encuentran más de 100 volcanes, varios bosques y parques protegidos con 260 especies de pájaros y 400 variedades arbóreas. Además de lagos, ríos, cascadas, y 321 km. de costa soleada. Y, por otro lado, accesible, porque, aunque parezca mentira, se requiere poco tiempo en desplazamientos para sentir en una misma jornada emociones muy distintas. Uno de los parques más visitados es el de Cerro Verde. Su bosque húmedo y sombreado le confiere un aire misterioso del que no es difícil imaginar que, de entre sus árboles centenarios, pueda aparecer en cualquier instante un gnomo saltarín. Desde uno de sus miradores se puede contemplar muy de cerca el cono perfecto del espectacular volcán Izalco, que puede escalarse sin dificultad. Sus vistosas erupciones (hasta 1958) le dieron el sobrenombre de  El Faro del Pacífico.
 
Ruta de las Flores
El Salvador encierra tantas opciones que, si al turista le interesa conocer el día a día de los pueblos coloniales, sus tradiciones,  o su artesanía, sólo tiene que elegir el itinerario deseado. O dejarse llevar por la Ruta de las Flores flanqueada de místicas montañas y cafetales. Algunos de los pueblos rurales de mayor interés que se encuentran en este trayecto  son La Palma, en donde se elabora la artesanía más representativa del país, Juayua  o Nahuizalco, donde aún perduran asentamientos indígenas en los que, pese a la influencia de las grandes ciudades, todavía pueden apreciarse los tradicionales atuendos, las danzas, y la gastronomía que conforman las raíces culturales de un pueblo que se niega a perder su pasado. 
 
Más información: 
CATA. Promoción Turística Centroamérica Tel.+34 91.4573424;
www.visitcentroamerica.com; www.elsalvadorturismo.gob.sv
corsatur@salnet.net 
www.franciscogavilan.net

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic