inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 20 de enero de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/09/2009 - Francisco Gavilán Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Plaza del Mercado de Salzburgo.
Salzburgo
La ciudad austriaca que hechiza al viajero con el deseo de volver.

Ubicada al pie de las montañas Hohe Tauern, Salzburgo es el sueño quimérico de cualquier arquitecto. Esto es lo que inspira esta ciudad austriaca a cualquier visitante. Un bellísimo conjunto arquitectónico que rebosa arte, cultura, música, y frondosos paisajes por sus cuatro costados. Sin duda, Mozart ha sido su hijo más célebre y su vida y obra se respira no sólo en su Casa-Museo, sino en toda su histórica urbe, romántica y acogedora como pocas. Tan es así, que uno de los pensamientos más recurrentes del visitante al partir es el ferviente deseo de volver…

Una ciudad de cine
Podría decirse que es una ciudad de cine. No en balde, casi toda ella fue escenario del film Sonrisas y lágrimas, nominada a 10 Oscars. La Abadía benedictina de Nonnberg es donde Julie Andrews canta “María”, lo que también hace en los Jardines del Palacio Mirabell  o camino de la Villa Trapp. No hay rincón de Salzburgo donde no se desarrolle alguna secuencia del film. El Palacio de Leopoldskron, el cementerio de Sant Peter, y el curioso y sorpresivo Parque de Hellbrunn son sólo algunos ejemplos más.

Pero ésta no es la única razón por la que la segunda ciudad de Austria recibe casi 7 millones de visitantes al año. Si damos por cierto la máxima italiana que afirma que una ciudad para ser bella ha de tener cinco plazas, Salzburgo cumple a la perfección esta premisa. Cualquiera de ellas podría ser el escenario ideal para representar cualquier espectáculo. Hay ciudades que se resisten a pasar desapercibidas para el resto del mundo. Este es el caso de Salzburgo. El viajero queda hechizado por su estilo. Es como si éste flotara en el ambiente y sus piernas le impulsaran por voluntad propia a recorrerla. Su encanto conquistó a la UNESCO que le concedió el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad. Aparte del majestuoso paisaje natural que la rodea, Salzburgo cuenta con numerosos lugares que descubrir. Los ineludibles son la Casa Natal de Mozart y su Residencia. Ambos edificios reúnen documentos originales y retratos del compositor, así como mobiliario auténtico (www.mozarteum.at). Otros museos de interés son el de Ciencias der Natur (www.hausdernatur.at), el de la Catedral, y el de Arte Moderno Mönchsberg. Pero dentro de su extenso programa cultural, ¿quién no conoce hoy el Gran Festival de Salzburgo?  La inauguración de este tradicional evento, hace ahora casi 90 años, por el famoso director Max Reinhard, supuso un impulso a su internacionalización que aún perdura cada verano.

Por otro lado, deambular por las callejuelas de Salzburgo es también uno de los ejercicios turísticos más apasionantes. Cada uno de los rincones de la ciudad es un regalo para la vista. La vida en los mercados de las plazas, los castillos, los jardines, etc. Y para tomarse un respiro, ahí están a cada paso las terrazas y cervecerías al aire libre, las tabernas típicas, y muy especialmente, sus famosos cafés. Sus exquisitos Kleiner Brauer, Melange o Einspänner saben aún mejor si los acompañas con dulces tradicionales, en su calle peatonal más concurrida, y divertida: la Gertreidegasse. ¡No te la pierdas! El viaje a Salzburgo se debe culminar con la visita a la Fortaleza Hohensalzburg. Desde esta atalaya se contemplan las más hermosas panorámicas de la ciudad. El intenso paisaje de las torres y tejados azul-verdoso de sus edificios más emblemáticos, sus imponentes montañas, así como el caudaloso río que divide la urbe constituyen un espectáculo visual tal que al visitante le costará apartar sus ojos de él y se resistirá a abandonar tan privilegiada perspectiva.

www.franciscogavilan.net.
Más info: Oficina de Turismo de Austria: c/ Juan Álvarez Mendizábal, 1-6º 28008 Madrid Tel. +34 915595727
www.austria.info./www.salzburg.info

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic