inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 12 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
16/05/2008 - Francisco Gavilán Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Un día en las carreras
Un viaje a las afueras de Madrid para disfrutar de una jornada de ocio, glamour y emoción.

Las carreras de caballos constituyen hoy una manifestación deportiva donde no sólo se da cita el espectáculo hípico por excelencia. A ellas acuden,  por supuesto, los amantes de la bella estampa que conforma el equino y su jockey. Pero también visitan el Hipódromo de la Zarzuela (Carretera de la Coruña. Km. 8) familias completas que desean disfrutar con sus hijos de una jornada al aire libre, plena de colorido, y en la que se propician las relaciones sociales, el glamour, o se comparte, simplemente, la afición al Turf. Y, lo que muchos potenciales aficionados ignoran, afirma el prestigioso preparador y ex jockey José Carlos Lopera, es la entrañable accesibilidad que existe en ese ambiente. Confiesa que “cualquier niño o adulto puede fácilmente compartir unos momentos con su jinete preferido y acariciar su caballo o fotografiarse con ellos”.

Porque el entorno de las carreras de caballos va mucho más allá de la emoción de la apuesta o de la de disfrutar de su paisaje natural. El Hipódromo, a través de Green Pass, ofrece a empresas y particulares diversas posibilidades de distinguir a sus clientes, familiares, o amigos, con invitaciones exclusivas, barra-libre durante toda la jornada, zona Vip, acceso al Paddock, parking, catering a medida, espacios reservados, etc. Esta organización  ha sido destacada por Expansión y Empleo como “uno de los lugares ideales donde los profesionales se dejan ver para aumentar su red de contactos o cerrar negocios”. 

Vive los grandes premios
Sin embargo, en medio de esta sosegada y relajante atmósfera, nadie desconoce que una gran mayoría de aficionados asiste puntualmente a su cita con el hipódromo por la emoción de la apuesta: cuando suena el pistoletazo de salida de la carrera, la adrenalina bombea al apostante, su corazón se acelera, y con la fuerza decibélica de su garganta anima a su caballo favorito hasta enronquecer. Las apuestas de caballos han atraído siempre a muchos aficionados adinerados y el cine ha dado harta muestra de ello en numerosos filmes. Pero, hoy día, cualquiera puede involucrarse en la aventura del juego y soñar con pillar la gran sorpresa de la jornada. Eso sí, como recomienda  prudentemente Carlos Pellón, copropietario de la Cuadra “La Timba”, “juégate sólo lo que puedas perder”. Lo más aconsejable, pues, es buscar información en las revistas especializadas (A Galopar).

Comenzó ya la temporada de carreras. Y Madrid, al igual que Epson con su famoso Derby, o Paris, con su Arco de Triunfo, tiene también sus grandes premios y sus cracks. Little Messi, por ejemplo, es una de las grandes promesas a tener en cuenta. Recientemente ganó en Fontainebleau (Francia) y su valor se ha disparado. Un día en las carreras es, por tanto, uno de los pasatiempos más espectaculares y saludables donde es imposible aburrirse. ¡No te lo pierdas!

www.franciscogavilan.net .
Más info: 014MEDIA S.L. hipódromo@014media.com; Responsable: Laura Escribano.  Tel. 91.4263880; e-mail: lescribano@014media.com;

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic