inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 19 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/10/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La obra se ubica en el número 3 de la calle Jardín de la Duquesa.
Estado en el que quedaron los conductos del aire acondicionado.
Ver además...
Dos jóvenes asaltan el vehículo del cardenal Rouco Varela en Valdebernardo
Varios vehículos incendiados en un garaje de Valdebernardo
Muere de un infarto el conductor de un furgón de reparto tras sufrir el robo de su vehículo
Varios robos en portales mantienen en alerta a los vecinos
Una banda de menores roba decenas de vehículos a las puertas de Los Juncos
Dos robos dejan sin existencias a una tienda de telefonía
Varios robos en una semana inquietan a los asiduos del mercadillo
Una peligrosa banda de atracadores operaba desde el distrito
Vecinos y comerciantes perciben más inseguridad en el distrito
La comisaría de Vicálvaro se queda sin presupuesto
Apuñalado para robarle el premio conseguido en una tragaperras
Tres intentos de robo frustrados de madrugada en comercios de Lago Leman
Intervenidas 26 toneladas de cobre
Noveno atraco en una farmacia de Valderrivas
Detenidas dos personas que robaban a mayores
Detienen a "la banda de la drogra de Vicálvaro" que agredían y robaban a quienes pretendían adquirirles sustancias estupefacientes
Detenido por robar más de 3.000 carros de supermercados
Detienen in fraganti a cuatro personas que habían robado 14 crucifijos en el cementerio
Esclarecen en Vicálvaro el homicidio de un varón descuartizado hallado en el maletero de un coche
Detenidos los loteros ladrones en el barrio de Valdebernardo.
Detenidos los dueños de una Administración de Lotería de Valdebernado por simular atracos
Roban 45.000 euros de una gasolinera en Vicálvaro
Detenido por el incendio de un vehículo en Vicálvaro
Espectacular robo en una tienda de telefonía de Vicálvaro
Miedo en Vicálvaro ante los últimos robos
La seguridad de los vicalvareños protagoniza el último Pleno del distrito
Asaltada una obra, presuntamente, por el impago del ‘canon de vigilancia’
El caso ha sido denunciado a la Policía y, aunque los contratistas no quieren acusar a nadie, aseguran que días antes recibieron amenazas.

Desde hace algunos años, las constructoras vienen denunciando las extorsiones que sufren a pie de obra por parte de clanes gitanos. Con el fin de evitar robos u otro tipo de represalias gastan, entre 1.000 y 3.000 euros mensuales, en una supuesta seguridad que les garantiza que los tajos no sufrirán daños durante las horas que permanecen parados. En el caso de que el contratista se niegue a aceptar los servicios de estos improvisados vigilantes jurado, estos aplican su otra tarifa: el robo y unos daños materiales que suelen superar con creces los honorarios requeridos inicialmente. 

Esta situación la conocen bien los promotores de la obra Jardín de la Duquesa número 3. Aseguran que cuando comenzaron los trabajos un hombre les ofreció sus servicios como guarda. Unos servicios que rechazaron aduciendo que en ese momento no eran necesarios. “Los anteriores contratistas de la obra llegaron a pagarle 3.000 euros pero ni siquiera aparecía por allí y cuando dejaron de pagarle, todas las herramientas de los obreros desaparecieron”, asegura uno de los promotores. 

Hace dos semanas, el individuo en cuestión se acercó otra vez a la construcción. Pedía 1.200 euros y, según comenta el contratista, se mostró indignado. “Dijo que estaba harto de que le tomáramos el pelo, porque seguíamos prescindiendo de sus servicios y amenazó con empezar a tirar tabiques”. Tres días después, la instalación del aire acondicionado apareció reventada. Casualidad o no, lo cierto es que se trata de un trastorno importante para la evolución de los trabajos pues, tal y como afirma el contratista, ahora tendrán que volver a romper el pavimento. Con el fin de evitar más daños, los afectados han optado por instalar una alarma y varias cámaras de seguridad, pero aún así, saben que es difícil impedir que este tipo de actos se repitan durante la noche.

Denuncias a la Policía
El caso ha sido puesto en conocimiento de la Policía, a través de una denuncia formulada en la Comisaría de San Blas, pero los contratistas no son demasiado optimistas: “No podemos culpar a nadie, pues no hay testigos, lo único que tenemos son unas amenazas. Saben actuar muy bien”. La acción de estos extorsionadores es limpia y no requiere riesgo alguno, por eso, los contratistas  se sienten desprotegidos. “Es una vergüenza. Nos sentimos totalmente desamparados. ¿Para qué está la Policía?”, preguntan. 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic