inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
02/12/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Un momento del final de la tarde, con todos los grupos en el escenario cantando “Madrid”.
Chotis, rumbas flamencas y música coral para homenajear a Santa Cecilia
El Centro Cultural de Valdebernardo acogió este segundo homenaje de las cuatro agrupaciones corales del distrito.

Las diferentes agrupaciones corales del distrito homenajearon, el pasado 21 de noviembre, a Santa Cecilia, patrona de la música. Alrededor de 250 personas abarrotaron el salón de actos del Centro Cultural de Valdebernardo para disfrutar de una jornada en la que, por segundo año consecutivo, los vicalvareños alzaron la voz en un espectáculo que no defraudó.

Abrieron la tarde los miembros del Coro Rociero Oro Viejo con cuatro temas muy animados y de sobra conocidos por los asistentes que no dudaron en acompañar con palmas. Tras la alegría del son de Andalucía, cambio de tercio con la Coral Polifónica del Centro Cultural El Madroño. Sus componentes, partitura en mano, interpretaron otros cuatro temas inolvidables -con himno de Vicálvaro incluido- que emocionaron al público. Y de los clásicos, vuelta al sur de la mano del Coro Rociero de Valdebernardo. Con ellos no faltaron la rumba flamenca y, como no, las sevillanas. Dos de sus miembros se arrancaron a bailarlas, mientras el resto de sus compañeros cantaban. Una actuación que consiguió levantar los ánimos de un público que no dudó en jalear a la pareja de baile.

Los últimos en salir al escenario fueron los componentes de La Rondalla. Los chulapos y las chulapas de este grupo -el más numeroso de los cuatro- interpretaron algunos de los clásicos más conocidos de nuestra Zarzuela, incluyendo una pequeña representación de la parte final de Agua, azucarillos y aguardiente.

Para poner el broche de oro a una tarde de gala, los cuatro grupos participantes volvieron al escenario, esta vez juntos, para interpretar tres temas inolvidables del folklore nacional. Primero, un chotis, “Madrid”, dedicado a la tierra de todos, de algunos porque les vio nacer, de otros porque les acogió con los brazos abiertos. Después, “No te vayas de Navarra”, uno de los pasodobles más conocidos y emotivos. Y, por último, para despedir el homenaje por todo lo alto, rocieros, ‘chulos’ y demás cantantes, entonaron a coro la “Salve Rociera”. Todo un himno que sirvió para poner fin a una tarde inolvidable que el público espera impaciente volver a repetir el año próximo. 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic