inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 23 de agosto de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/09/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Obregón confía en que el asunto no tenga mayores consecuencias.
Denunciado un vecino de Valdebernardo por “apoderarse” de varias instancias
Desde la Junta Municipal aseguran que el denunciado “se apoderó” de los impresos pese a que se le indicó que el servicio de registro estaba cerrado.

El miembro de la Asociación de Vecinos Afuveva y vecino de Valdebernardo, Mario Obregón, recordará las pasadas vacaciones como unas de las más angustiosas de su vida. Nunca pensó que hacerse con unas instancias de la Junta Municipal fuera del horario establecido pudiera generarle una denuncia y posterior acusación de hurto y faltas.
El problema surgió durante el Pleno del pasado 22 de mayo. La protesta contra  el aparcamiento de la Plaza de Juan Benet movió a muchos vecinos a acudir a la sesión. Tantos asistieron que algunos no pudieron entrar en la sala por problemas de aforo, lo que se tradujo en protestas y reclamaciones que quisieron pasar por registro. Según declara Obregón, él le solicitó las instancias al policía que en ese momento se encontraba en la entrada de la Junta por ser la única autoridad presente. Tras mantener una discusión -afirma-, el propio policía pasó al otro lado del mostrador y le facilitó un total de 15 impresos -dato que no le consta a la Junta Municipal-, mientras que el cogió otros 18. Dos días después, el miembro de Afuveva presentó las quejas en el Ayuntamiento y, tal y como asegura, la concejal le agradeció por escrito “su colaboración e interés por mejorar el servicio público”. “Toda una paradoja”, afirma Mario, porque días después (el 18 de junio) dos policías acudieron a su domicilio para citarle en la Comisaría de San Blas con motivo de una denuncia interpuesta por Faustino Álvarez, gerente de la Junta Municipal del distrito. Ante el cáriz de los hechos, Mario puso el asunto en manos de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), y aconsejado por sus abogados rubricó una carta en la que se excusaba por su comportamiento, esperando que el asunto quedase zanjado. Pero no fue así y el próximo 6 de octubre deberá comparecer en calidad de denunciado ante el Juzgado de Instrucción número 2, por un supuesto delito de faltas y hurto.

Lo que para muchos no debería haber pasado de una mera actuación administrativa ha levantado ampollas entre vecinos y partidos de la oposición, como IU, que exigió la destitución del gerente durante el último Pleno del distrito. Una medida rechazada con el voto en contra del PP al considerar que  Álvarez se limitó a cumplir con su deber. “La ley obliga a cualquier cargo público que tiene conocimiento de que algo es ilegal, a ponerlo en conocimiento de la autoridad competente”, afirmó la concejal, Carmen Torralba. La edil asegura además que el gerente no acusó de hurto o faltas al imputado, sino que la categoría del delito es competencia del propio juzgado, al igual que el curso de la denuncia. 

Por otro lado, para aquellos que consideren que la medida es exagerada, desde la Junta aclaran que, “se trata de un delito de poca entidad pero no se puede consentir que cada uno haga lo que le da la gana, porque estamos en una institución pública y debemos respetarla”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic