inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de septiembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/10/2008 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Villanueva y Torralba junto a varios alumnos del centro.
Desayunos más justos y solidarios en Los Almendros
Más de 200 escolares degustaron cacaos, pastas, galletas, muesli, zumos y otros productos, como parte de una iniciativa de comercio justo.

Madrid aspira a convertirse en Ciudad por el Comercio Justo. Y eso lo saben bien los más de 200 alumnos del colegio Los Almendros que, el pasado 21 de octubre, disfrutaron de un desayuno compuesto por diferentes productos de este tipo. Niños, padres, madres y profesores, acompañados por el delegado de Economía y Empleo, Miguel Ángel Villanueva, y la concejal del distrito, Carmen Torralba, degustaron café, té, zumo, pastas, galletas, cacao, etc., como parte de una de las actividades divulgativas que está realizando el Ayuntamiento para sensibilizar a la ciudadanía sobre este tipo de comercio. Un comercio caracterizado por una relación voluntaria y justa entre productores y consumidores que, en palabras de Villanueva, “refleja de forma tangible el compromiso de nuestra ciudad con la solidaridad, la justicia y el respeto de los derechos humanos”. El delegado de Economía recordó a los escolares que “uno de los grandes desafíos de nuestro mundo es eliminar la pobreza. Por ello, todos nosotros que somos consumidores podemos ayudar a crear unas condiciones de vida dignas en muchos países de América, África y Asia, adquiriendo productos de comercio justo”. En este sentido, la ciudad de Madrid se ha comprometido a fomentar el uso de estos productos en la Administración municipal, a promover su disponibilidad en establecimientos comerciales y en el sector de la hostelería e impulsar su uso por otras entidades.

Se trata, sin duda, de una buena manera de “ser solidarios con los que menos tienen y de asegurar que las personas que han cultivado estos alimentos reciben un precio justo por su trabajo, mejorando su vida y permitiendo que sus hijos puedan también ir al colegio”, concluyó Villanueva.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic