inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 21 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/01/2008 - Alberto Barberá Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Entre Navidad y Nochevieja se cuela una fiesta para niños
Los polideportivos de Vicálvaro y Valdebernardo, con motivo de las Navidades y la intención de hacerlo pasar bien a sus vecinos, organizaron actividades para niños y no tan niños.

Los niños de Vicálvaro y Valdebernardo, y todo aquel que quisiera sin importar de donde viniese, estuvieron invitados a una fiesta los días 26 y 27 de diciembre en los polideportivos del distrito, desde las 16.00 hasta las 21.00 horas. Una fiesta donde la única entrada que pedían no costaba dinero alguno, tan sólo una sonrisa y ganas de pasarlo bien.

Por tercer año consecutivo, la Junta Municipal del distrito y los polideportivos han querido brindar una jornada de puertas abiertas a sus vecinos de todas las edades ofreciéndoles multitud de actividades, todas ellas supervisadas por monitores y con un amplio abanico de posibilidades lúdicas.

Un futbolín humano, el toro mecánico, atracciones hinchables, camas elásticas, mesas de ping-pong, canchas de baloncesto y talleres de pintura conformaban, entre otras actividades, la gran variedad de juegos que los más pequeños tuvieron la suerte de poder disfrutar; además de recibir camisetas y refrescos con la única fórmula mágica de “gracias”. Pero el polideportivo no se olvidó tan poco de los que dejaron atrás su niñez: adultos de todas las edades con ganas de practicar deporte quemaron calorías al ritmo del aerobic o pedaleando hasta sacar la lengua con el  spinning.

Pádel con discapacitados
No sólo los niños fueron los protagonistas, también los discapacitados psíquicos compartieron cartel con ellos pasando una divertida tarde a golpe de raqueta y de risas en las pistas de Valdebernardo. Los jugadores, algunos con sorprendentes dotes para este deporte, provenían de dos escuelas municipales de pádel de Madrid, fueron un ejemplo modélico para el resto de entidades, y con la supervisión de sus monitores y un público entregado no pararon de pasar pelotas al otro lado de la red.

Sin duda, las ganas puestas, el afán de superación y los notables avances no sólo a nivel deportivo sino también educacional convirtieron sus partidos en verdaderas actividades dignas de alabar y no perdérselas.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic