inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 19 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
31/03/2009 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El
La familia del practicante de Vicálvaro sigue pidiendo justicia

La familia Casado continúa luchando para que la justicia reconozca que el fallecimiento de Pablo Casado Riaza fue provocado “por una clara sucesión de negligencias médicas”. El que fuera practicante y ATS del distrito, durante más de 40 años, murió el 13 de febrero de 2006, en el Hospital Gregorio Marañón donde había ingresado el día 6 de ese mismo mes, para ser intervenido de cálculos en la vesícula. Al parecer, después de tres operaciones y varios diagnósticos contradictorios, lo que se preveía como una intervención sin gran complejidad desencadenó en un shock séptico insuperable. Los familiares del fallecido denunciaron entonces haber sido víctimas de varias irregularidades, así como de desinformación por parte del personal sanitario del centro; pero el Juzgado de Instrucción nº18 -que nunca ha fallado en contra de ningún médico- acordó el sobreseimiento provisional y archivo de la causa, basándose en los informes del médico Forense, así como en las afecciones y en la edad del paciente -72 años-, y dando por su puesto que debió de “haber seguimiento y control”. Una afirmación que, según los afectados, raramente puede sostenerse teniendo en cuenta que los informes médicos de los días 7 y 8 de febrero “se han perdido”. Recurrida la sentencia, el fallo fue el mismo; por eso ahora sólo les queda agotar la vía de lo contencioso-administrativo, aunque “lo que menos queremos -afirma la hija del fallecido- es una indemnización que sale de los bolsillos de los madrileños y no del de los médicos”. Además, están valorando denunciar la pérdida de los expedientes, basándose en la Ley de Protección de Datos.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic