inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/04/2010 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los coches quedan ‘atascados’ en la glorieta cuando los semáforos se ponen en rojo./BRENDA GONZÁLEZ
La glorieta de la Avenida de Daroca colapsada a la espera de una solución
Los semáforos obligan a los vehículos a detenerse generando una fila que invade la rotonda e impide al resto de coches continuar su marcha.

 

La Glorieta de Casalarreina con la Avenida de Daroca se ha convertido en un punto problemático para el tráfico rodado. Los culpables de esta situación, los semáforos, que no se han adaptado al incremento de la circulación experimentado en la zona. Así lo denunció el PSOE en el último Pleno del distrito, celebrado el pasado 22 de abril. Para los socialistas, la reapertura de la Avenida de Daroca, unida al paso de varias líneas de autobuses -incluyendo el nuevo E-3- ha aumentado el problema de movilidad en este cruce. “Actualmente, los conductores, tras incorporarse a la rotonda y salir de la misma, se encuentran con un semáforo en rojo que les obliga a detenerse, generando una fila de coches que invade la rotonda e impide al resto de los vehículos continuar su marcha”, asegura la vocal socialista de Seguridad Ciudadana y Movilidad. Un problema, a su juicio, innecesario para los conductores, en una vía directa de acceso al barrio.
 
Un atajo peligroso
A esta situación se une además el riesgo que para el tráfico rodado y los peatones ocasionan algunos de los vehículos que circulan en dirección a Valdebernardo. Estos, al encontrar colapsada la glorieta, atraviesan el aparcamiento ubicado junto al supermercado de la Avenida de Daroca. Un atajo tan cómodo como peligroso y arriesgado.
 
Regulación de los semáforos
Como solución al conflicto, los socialistas, durante la sesión plenaria, solicitaron la disminución del tiempo de los semáforos en rojo aumentando la duración del ámbar o precaución, o bien modular estas señales luminosas mediante un botón de ‘peatón pulse’, “puesto que, al fin y al cabo, los cruces situados en la glorieta de salida son únicamente peatonales”, aseguró la vocal.

Una propuesta desestimada por el PP ya que, según explicaron, “se está trabajando actualmente en una solución para el asunto”. En palabras del portavoz de los populares, Julián Gonzalo: “solicitamos un estudio en el mes de diciembre y, analizada la configuración de la glorieta, estamos a la espera de que se tomen medidas”. Una espera de seis meses a la que -aseguran- podrán fin, de demorarse más. “Si esto se alarga, llevaremos nosotros mismos la proposición para que se solucione el asunto lo antes posible”, concluyó al respecto la concejal del distrito, Carmen Torralba.

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic