inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 20 de octubre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
13/07/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Juegos, deporte y cultura en la Escuela de Verano del IRIS 2007
Durante los quince días de funcionamiento de la escuela, los pequeños, acompañados por educadores del IRIS, asistieron al cine y al teatro, participaron en excursiones de montaña y disfrutaron en Faunia y el Zoo.

Un total de 500 niños menores de 16 años procedentes de núcleos chabolistas de la región y acogidos a planes de realojo, han disfrutado a lo grande en la X Edición de la Escuela de Verano del Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS).

Esta iniciativa, celebrada entre los días 2 y 15 de julio, ofreció un amplio abanico de actividades deportivas, culturales, medioambientales y de ocio como complemento a todos los proyectos sociales que el IRIS desarrolla a lo largo del año.

Con el objetivo de comprobar in situ la participación de los pequeños en esta Escuela de Verano, el director gerente del IRIS, Javier Ramírez, visitó el pasado 2 de julio a 170 niños en el Polideportivo de Vicálvaro. Allí, disfrutaron de una jornada de ocio y juegos cooperativos entre los que destacaron una gymkana y la actuación de los alumnos del taller de percusión. Además, el director gerente del IRIS hizo entrega del premio de dibujo al Centro de Promoción Comunitario (CPC) de Villablanca, ganador del Concurso del Logo de la Escuela de Verano 2007. En palabras de Ramírez, “la escuela supone un refuerzo al proceso educativo y al seguimiento escolar que lleva a cabo el IRIS con estos niños a lo largo de todo el año”. 

Por otra parte, además de las actividades ya mencionadas, durante los quince días en los que la escuela ha estado funcionando los pequeños, acompañados por educadores del IRIS, asistieron al cine y al teatro, llevaron a cabo excursiones por la montaña pernoctando en albergues y pudieron divertirse durante un día en Faunia o en el Zoo de Madrid, entre otros parques. Visitas que se completaron con un amplio abanico de actividades deportivas como el piragüismo, la natación o la escalada y con una jornada de usos tradicionales en la Granja Escuela.

En definitiva, dos intensas semanas en las que los niños procedentes de núcleos chabolistas “aprendieron a convivir y a respetar el medio ambiente en un entorno saludable y en un ambiente de diversión”, concluyó Ramírez.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic