inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 11 de diciembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
30/11/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La mala combustión de una caldera provocó la muerte de dos vecinos del distrito
Hasta el número 19 de la calle Condesa Vega del Pozo se trasladaron varios agentes de la Policía Municipal y Nacional, Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, Summa, Samur y la concejal del distrito, Carmen Torralba que conocía a la familia.

La mala combustión de una caldera o la incorrecta ventilación de la vivienda parecen ser las causas de la tragedia que se ha cernido sobre una familia de Vicálvaro. El pasado 25 de noviembre, dos de sus miembros fallecían y otros tres se intoxicaron en el número 19 de la calle Condesa Vega del Pozo, tras inahalar una alta concentración de monóxido de carbono. Según informaron fuentes de Emergencias Madrid, pese a que los cadáveres fueron hallados en torno a las 14.00 horas, el suceso podría haber ocurrido por la mañana temprano. Quizás minutos antes de que un vecino del piso de arriba y familiar de los fallecidos, llamase al 112 para avisar de que se encontraba mareado. El hombre, que fue atendido por el Summa  fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón con síntomas de intoxicación. Ya por la tarde, las hijas de los fallecidos (de 25 y 31 años) acudieron al domicilio familiar, ubicado en el segundo piso, para avisar a sus padres del ingreso de su tío y comprobar el motivo por el que no contestaban el teléfono. Fue entonces cuando descubrieron el trágico suceso. La madre, Angelines, de 50 años yacía muerta en el pasillo y el padre, Julio de 59, se encontraba en la bañera. La denominada “muerte dulce” les sorprendió y a punto estuvo de afectar también a las jóvenes que, mientras esperanban la llegada de los servicios de emergencias, resultaron también intoxicadas.

Los primeros en acudir hasta el lugar de los hechos fueron los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, seguidos de los sanitarios del Summa que encontraron a las dos jóvenes inconscientes en el suelo del salón de la vivienda y con una saturación de oxígeno muy baja. Tras realizarles las pertinentes maniobras de recuperación y suministrarles oxígeno medicinal, las dos hermanas recobraron el conocimiento y fueron trasladadas al Hospital Gregorio Marañón. En este mismo centro sanitario, ingresaron también dos menores de edad, -un niño de 9 años y su hermana de 13-, vecinos de los fallecidos, que también presentaban síntomas de intoxicación, aunque su estado no revestía gravedad.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid procedieron después a revisar todas las viviendas para comprobar si había algún afectado más en el inmueble. Además, cerraron todas las llaves del gas y ventilaron el edificio en su totalidad.

Los vecinos de los fallecidos, lamentaron profundamente la pérdida de esta familia “vecinos del barrio de toda la vida y muy buena gente” que, al parecer habían arreglado la calefacción hacía escasos meses.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic